Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Punto para un Almería solidario sin balón, pero sin magia con él

Siempre es importane sumar fuera

Darwin Núñez. /

El Almería no brilló, no fue ese equipo que suele tener un empujón de calidad en sus partidos. El punto llega al casillero rojiblanco no exento de sufrimiento, porque delante hubo un Real Oviedo que con sus limitaciones puso más corazón en el césped. Y no significa que los hombres de Pedro Emanuel estuvieran fríos o no vivieran cada pelota, sino que el rival obligaba a centrar todas las atenciones en defender y arroparse alrededor de René, en lugar de quitar el freno de mano y marcharse a por el gol. Los primeros quince minutos fueron rojiblancos, aunque sin mucha claridad en campo contrario. Un centro de Balliu que no remata Darwin fue lo más peligroso.Fue despertando poco a poco el Oviedo y al equipo de Emanuel le tocó dejar en el armario el traje de gala y ponerse el mono de trabajo. Cada minuto estimulaba al cuadro local, mientras que el Almería se alejaba cada vez más de la meta contraria, y es ahí donde aparece uno de los principales problemas, porque cuando había una recuperación, la cantidad de metros hacia Nereo Champagne se convertían en una montaña rusa. Se firmaba el punto.

 

 

Un Almería sólido sin el balón, tuvo que emplearse a fondo para que el Oviedo no se llevara todo el botín. Lo que sí lamentan en el vestuario fue que la posesión no durara tanto como esperaban, y es que no hay mejor manera de respirar que con la pelota en tu poder. Sí, el empate lo dan por bueno en las dos escuadras, aunque tampoco puede quedar en el olvido que a la plantilla de Pedro Emanuel se le puede exigir ese punto extra de calidad que desequilibre este tipo de encuentros. Ocurrió en A Coruña y se repitió en Oviedo. Dos empates sin goles que ensalzan la labor defensiva, pero que apagan la luz a la gente de ataque. No atraviesa un buen momento de forma el equipo y por ello el empate del Tartiere se ve como una continuidad a la línea de marcadores. Cinco jornadas sin perder llevan los rojiblancos, se mantienen entre los mejores, no pierde cuando el desarrollo del partido y las posibilidades de vencer son mínimas. Vaso medio lleno o medio vacío.

Con media sonrisa se marcha el Almería de Asturias. El Oviedo mordía, y por ello Tejera pudo ser expulsado en dos ocasiones, creía más en la victoria, pero el grupo de Emanuel confió en sus tareas defensivas para no irse sin puntos. La calidad es indiscutible en la plantilla y por ello se exige más control, más magia cuando el balón se mueve entre rojiblancos. El punto ya no se mueve, aunque en el análisis profundo queda claro que no es la línea de partidos que le interesa al grupo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?