Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Un Córdoba de vergüenza ajena (2-1)

El equipo blanquiverde no quiso jugar en ningún momento y perpetró una actuación bochornosa en Talavera. El resultado engaña. Pudo ser mucho más amplio a favor de los manchegos

El Córdoba hizo, probablementem su peor partido hasta la fecha esta temporada. Una actuación bochornosa y lamentable en un campo donde debía, como mínimo puntuar. Los blanquiverdes dieron vergüenza y dejaron claro que este año se les ha sobrevalorado desde el principio. Con actuaciones así, este equipo no solo no será un candidato a nada, salvo a pasar apuros. Fuera de casa este equipo no quiere jugar a nada. En Talavera no pusieron ni ganas ni actitud. Una caricatura de equipo.

La afición se pregunta por qué en el Arcángel más o menos cumple y sin embargo, cuando se alejan de Córdoba perpetran actuaciones así. Es complicado de entender. Muy complicado. Pero hay algo cierto que admite pocas discusiones: Hay jugadores que no están ni para entrar en la convocatoria y sin embargo, son titulares. Otros, simplemente, es que no dan el nivel técnico.

En casa disimulan mejor. El empuje de una grada que les hace dar algo más de intensidad, pero fuera se les ven las costuras. Cualquier rival demuestra más ganas que este Córdoba lamentable que va de ridículo en ridículo lejos de su estadio.

En Talavera había una cierta ilusión por empezar de cero. Tras ganar al San Fernando, jugando relativamente bien; había fe en que se haría un buen partido y la intensidad sería buena. Nada. Más de lo mismo, pero peor. En Talavera este Córdoba no compareció. No quiso jugar en ningún momento o no supo. No le puso ganas, no le puso intensidad, no le puso actitud y no supo dar dos pases seguidos ante un rival que comenzaba la tarde en zona de descenso a Tercera y que en su campo solo había ganado un partido hasta la fecha.

Raúl Agné, tiene mucho trabajo por delante. De cara al próximo partido podría haber cambios. Debería haberlos. De las Cuevas, Fernández, Cámara, Imanol o Novaes no están para ser titulares. Incluso gente como Zelu, Owusu o Djetei estuvieron muy por debajo del mínimo esperado.

En 90 minutos solo un tiro a puerta, el gol. El resto, un juguete en manos del Talavera, que ganó 2-1 pero que bien pudo golear por 5-1 si no es por Becerra.

Tiempo hay para que esto cambie, aunque cada vez hay menos ilusión. Tiempo al tiempo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?