Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Real Murcia compra con mucho sufrimiento el billete para la Copa del Rey

Los de Adrián Hernández vencen a la Balompédica Linense en un bronco partido que decidió Chumbi con un cabezazo de manual

Chumbi celebra el gol de la victoria ante la Balompédica Linense /

El Real Murcia jugó este jueves la primera final de la temporada en una jornada marcada por la sentencia del juicio entre Mauricio García de la Vega y la entidad grana. Una final contra la Balompédica Linense en los cuartos de final de la Copa de la Real Federación Española de Fútbol que otorgaba, en caso de victoria, una plaza para la primera ronda de la Copa del Rey.

Y lo demostraron desde el inicio. En el primer minuto de juego Toril intentó marcharse en velocidad y Carrasco le frenó con una amarilla. La falta desde la izquierda la centró al segundo palo Andy Escudero y Juanra la introdujo dentro de la portería de Nacho.

Adrián Hernández alineó un 4-4-2 con Álvaro Rodríguez en banda derecha, Armando y Antonio López en el centro de la defensa e Iván Pérez en la izquierda, Juanra en el centro del campo acompañado por Víctor Meseguer y mucha movilidad para Alberto Rodríguez y Andy Escudero. Arriba Toril y Chumbi.

La primera parte, tras el golpe murcianista, fue bastante irregular. Álvaro Rodríguez y Andy Escudero bien en creación y Meseguer en contención. Alberto Rodríguez dio una de cal y una de arena con un buen intento por la derecha y dos malas decisiones que desperdiciaron ocasiones de gol. Hasta Tanis Marcellán fue protagonista con una gran intervención con los pies que salvó al Murcia del empate. 

La segunda mitad arrancó con buenas sensaciones para el Real Murcia con un disparo de Iván Pérez. Lo que obligó al técnico de la Balona a mover el banquillo: Kaya y Forján dejaron paso a Manu Molina y a Pito, que al poco de ingresar puso en apuros a Tanis.

Dos amarillas consecutivas a Chumbi y a Toril en el 57 y 58 terminaron de calentar el encuentro en el momento en el que Murcia replegó sus filas ante la acometida gaditana que acabó en un incomprensible penalti de Andy Escudero que parecía más fuera del área que dentro. El empate lo hizo Tomás Sánchez.

La celebración del lateral zurdo hirió sensibilidades en la grada e inclusó lanzaron algún objeto que movilizó a los efectivos de Policía Nacional. Adrián movió el banquillo con la entrada de Dorrio por Alberto Rodríguez y apenas dos minutos después del empate apareció Chumbi. Golazo de cabeza desde muy lejos a un centro de Andy Escudero para devolver la ventaja y provocar la locura en la grada de Nueva Condomina.

Estaba más cerca el tercero del Real Murcia que el empate de la Balona pero el paso de los minutos con idéntico marcador provocó la modificación del esquema al 5-3-2 con la entrada de Julio Algar. Con Tanis en el suelo por un golpe se produjo la acción más fea del encuentro.

Jordi Roger y su cuerpo técnico recriminó al guardameta su lesión y los dos entrenadores se enzarzaron desde sus respectivos banquillos con feos gestos citándose para después del partido. Y, para añadir más tensión, la Balona no devolvió el balón que le correspondía al Real Murcia.

El partido se paraba una y otra vez por duras entradas sobre jugadores granas pero el marcador ya no se movió hasta que el colegiado pitó el final después de cinco de añadido. Adrián Hernández y sus pupilos vuelven a la senda de la victoria en el partido más importante de la temporada que bien valem 12.000 euros y un billete para la Copa del Rey.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?