Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Valencia Basket sigue con su maleficio europeo: sexta derrota en siete partidos

El equipo taronja es el colista de la Euroliga tras caer derrotado en Atenas por 91 a 80

Jordan Loyd, en un partido con el Valencia Basket. /

El Valencia Basket perdió este viernes por 91-80 en su visita al Panathinaikos, durante la jornada 7 de la Euroliga, y prolongó su mala estadística fuera de casa en esta fase regular del torneo, aún sin ganar y condenándose a ocupar las últimas posiciones de la tabla clasificatoria.

FICHA TÉCNICA.

PANATHINAIKOS: Calathes (13), Fredette (12), Thomas (19), Wiley (2) y Bentil (-) --quinteto inicial--; Rice (14), Papagiannis (4), Papapetrou (8), Johnson (11), Vougioukas (2), Pappas (6) y Mitoglou (-).

VALENCIA BASKET: Colom (10), Loyd (27), Doornekamp (6), Labeyrie (8) y Ndour (-) --quinteto inicial--; Vives (7), Dubljevic (11), Sastre (-), Marinkovic (3), Motum (3), San Emeterio (5) y Tobey (-).

Pese a reaccionar al inicio de la segunda parte, acechando al conjunto local (59-59) e incluso superándolo en el marcador (61-62), los pupilos de Jaume Ponsarnau no pudieron culminar su remontada. Así, pagaron caro sus dos primeros cuartos muy poco consistentes, yendo a remolque hasta encajar su sexta derrota (1-6).

Con el descarte de Alberto Abalde, por decisión técnica, el equipo 'taronja' eligió un estilo de mayor elaboración en cada jugada y menos verticalidad. Gracias a ello aguantó el ritmo del Panathinaikos, estando arriba por 11-13 a falta de 3:55 para abrochar el periodo inaugural.

Un triple de Ioannis Papapetrou truncó esa dinámica y además abrió la 'veda' anotadora, para que entraran en ella sus compañeros Nick Calathes y Jimmer Fredette. De sopetón, los locales rozaron la decena de ventaja (21-13) y luego comenzaron el segundo acto por delante (26-18).

Sin embargo, Deshaun Thomas emergió en tarea ofensivas y el cuadro visitante no halló el modo de frenarlo. El fornido alero estadounidense ayudó a que el PAO diera otro par de estirones (38-25 y 45-32), mientras que por parte valenciana se plasmó una mala versión desde el triple.

Pero precisamente fue una canasta de tres puntos, anotada por Aaron Doornekamp casi sobre la bocina, lo que mantuvo a flote a los visitantes. El 45-35 que había al descanso no era desde luego una utopía para ser volteado, y bien que lo interpretaron Jordan Loyd y compañía.

El equipo entrenado por Argyris Pedoulakis se había marchado al intermedio con más recompensa de la vista por su juego, a razón de dos periodos bastante trabados. Por ello, sus pupilos lo acusaron en el marcador en cuanto el Valencia Basket apretó en defensa.

Para colmo, Bojan Dubljevic carburó en la 'pintura' y recibió el soporte puntual de Guillem Vives en el tiro exterior. Junto a ellos dos, Loyd continuaba generando acciones positivas y se tradujo en un tercer periodo con ambiente mucho más cercano al del río Turia que al del Cefiso.

Una penetración con canasta de Thomas, apoyándose en tabla, se enlazó con un 2+1 de Papapetrou y obstaculizó el ímpetu 'taronja' (66-62). Pasado el susto, el PAO se recompuso con pericia y se encaminó hacia los diez minutos finales con un 68-64 favorable.

El aplomo del conjunto griego, a partir de ahí, ya fue suficiente para que la victoria nunca estuviera más en peligro. El equipo de Ponsarnau había remado para morir en la orilla, corroborando el 91-80 definitivo a pesar de que Loyd siguiera anotando puntos como soldado en solitario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?