Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sangalli, un año después del episodio que le cambió la vida

El centrocampista donostiarra se pasa por SER DEPORTIVOS GIPUZKOA para analizar su situación y la de su equipo en este tercer parón liguero: "Siento que para imanol soy un jugador importante"

Sangalli durante un partido con la Real Sociedad /

El 31 de octubre de 2018 el corazón del mundo del fútbol se estremeció al conocerse que el jugador de la Real Sociedad, Luca Sangalli, había sufrido un ictus isquémico que podía precipitar su prematura retirada. Un año después sigue jugando como txuri-urdin al más alto nivel, siendo en las últimas jornadas el elegido por Alguacil para suplir la importante ausencia por lesión de Odegaard.

-¿Qué sensaciones tienen en este parón de liga?

Bastante bien, llegamos en una posición buena en la tabla y el equipo está con confianza, lástima el último empate en casa.

-Empiezo por ahí, porque ha quedado un poso de decepción en el entorno por ese empate contra el colista...

Efectivamente después del partido nos quedamos disgustados porque nos hubiese encantado ganar y llegar al parón con los primeros. Pero ahora con perspectiva vemos que estamos bien, que tenemos muchos puntos y estamos preparados para competir con los grandes. Porque estamos bien y el equipo sentimos que tiene buenas sensaciones.

-Es que si me dicen que al parón de noviembre llega la Real en quinta posición lo hubiera firmado de cabeza, ¿y usted?

Por supuesto. Antes de empezar la temporada ni siquiera soñábamos con estar en esta situación. Pero ahora visto como ha ido todo, al perder puntos que igual no merecíamos perder, igual sí que estamos un poco decepcionados. Viéndolo en perspectiva estamos contentos.

-Lo que sí ha quedado claro es que han demostrado poder pelear por los puestos europeos...

Desde luego que sí. Yo me fijo en la dinámica del equipo y hemos competido en todos los partidos. Fuera de Anoeta hemos estado muy bien y ajustando un poco nuestro rendimiento en casa podremos estar en disposición de pelear por cosas importantes.

-¿Ese es el debe de estar Real, sus partidos en el 'Reale Arena?

El secreto de lo bien que lo hacemos fuera de casa es que planteamos todos los partidos igual, haciendo nuestro juego sin dar opciones al rival. Pero luego en casa igual nos pesa tener que llevar esa responsabilidad y los rivales nos esperan más en su casa. Y fuera se abren un poco más y eso nos favorece. Pero ajustando lo de casa podremos recuperar las buenas sensaciones y seguir ilusionados para poder luchar por grandes cosas.

-¿Qué me dice del estilo arriesgado y valiente de Imanol y con el que se han llevado más de un susto?

Es verdad que eso ocurre que por intentar ir a por la victoria, cometes un error y se produce justo lo contrario. Pero el equipo tiene mucha confianza en lo que nos propone Imanol de ir siempre a por el partido, da igual el momento y la situación. Y eso nos va a dar más alegrías que disgustos. Pero llegados a un punto, en algunas situaciones, igual es mejor asegurar el resultado y no precipitarse.

-Uno de los factores claves contra el Leganés fue el mal estado del césped del Reale Arena. ¿Cómo lo ve?

A ver el campo está igual para los dos equipos pero al que intenta jugar y llevar el peso del partido le afecta mucho más. Anoeta sí es verdad que no está bien, no tanto en la circulación del balón, sino en la inseguridad quye ofrecen los apoyos y no se sientes estable a la hora de presionar y cambiar de dirección. Eso no nos gusta, porque nos hace estar bastante inseguros, pero sabemos que el club está trabajando en eso y si sigue así deberemos adaptarnos a él y seguir para adelante.

-¿Al club le habéis transmitido vuestra queja por el césped de Anoeta?

Sí, sí, al club se lo hemos dicho, sobre todo por la inseguridad. Lo comentamos con el presidente tras el partido contra el Leganés, pero es un tema complicado que no depende directamente de ellos. Sí que les comentamos, y esperemos que puedan hacer algo, pero no ponemos demasiada presión.

-En lo personal le ha llegado la oportunidad con la lesión de Odegaard. ¿Cómo se ha encontrado?

La verdad que al principio no tuve demasiados minutos, pero seguí perseverando. Y con la lesión de Martín he tenido más minutos y agradecido. Soy consciente de que tengo que pulir detalles y mejorar muchas cosas, y trabajo para ello, muy contento con la oportunidad de Imanol, que siempre confié que fuera así, y ahora a seguir trabajando para lograr ser uno más de la plantilla.

-Se ha convertido como un sexto jugador de baloncesto...

Sí, eso es así. En los últimos partidos he disputado muchos más minutos. Pero yo siempre, a pesar de no jugar mucho en algunos momentos, sabía que tenía la confianza de Imanol, lo conozco desde hace muchos años, y se ha que para él soy un jugador importante, siempre lo he sentido así. Y no me sorprende ahora que me de más minutos y tenga ese rol que dices de sexto hombre.

-Pero claro le tocó la difícil tarea de suplir la ausencia de Odegaard, ¿sintió más presión?

Al final suplir a un jugador como Martin es una gran responsabilidad y jugar en su posición es algo complicado, porque no es sencillo que no se note su ausencia. Pero mas allá de eso, me centré en hacer lo mío, somos jugadores diferentes, Imanol lo sabe, y me limité a hacer mi trabajo, y en se aspecto no noté excesiva presión.

-¿Sabía que se cumple un año del ictus que sufrió?

Sí, sí. Y lo recuerdo como algo que pasó en mi vida, pero sobre todo con alegría después de haber recuperado bien, haber vuelto a hacer mi vida cotidiana y jugar a fútbol sin ningún tipo de secuela, y quiero dejarlo ya atrás.

-Entiendo que deberá llevar algún tipo de control, ¿No?

Sí, la única secuela es que tengo que tomar una pastilla, un antiagregante, como todos los pacientes de ictus, pero me lo tomo con gusto porque eso va a hacer que se reduzcan todas las posibilidades de que vuelta a pasar de nuevo algo así. No tengo secuela, ni ningún tipo de síntoma, ni nada extraño, así que por esa parte muy contento, porque no suele ser muy habitual.

-¿Ha sentido alguna vez el temo de que le vuelta a ocurrir?

Pues sí, no te voy a engañar, alguna vez sí lo he sentido. Porque es una experiencia bastante mala y fuerte, y por la repercusión que tuvo, y me daba miedo volver a vivirlo y no quería por nada del mundo. Pero eso cada vez se siente menos y lo ves más lejano, así que lo pienso menos y puedo mirar sin miedo hacia delante.

-¿Cuantas veces ha maldecido lo que le ocurrió y paró su progresión?

No, para nada. Sí es verdad que entonces sí contaba con minutos y a partir de ahí tuve una temporada sin jugar. Pero al final volvía tener minutos y no creo que aquel parón tuviese mucho que ver. No creo que entonces lo hiciese muy bien y ahora por aquello esté peor.

-Después del parón visitan el Bernabéu, donde comenzó la actual historia con Imanol...

Sí, sí. Fue el primer partido de esta etapa suya en el primera equipo. Y en ese partido se vio el atrevimiento y las ganas de salir jugando desde atrás. Tuvo muy buen resultado y este año tenemos que salir, como mínimo, con ese atrevimientos y esas ganas para repetir.

-¿Le parece un buen momento para ir al Bernabéu? Lo digo porque el Madrid está muy recuperado, pero la Real es el mejor visitante de la liga...

Con la confianza que tiene el equipo fuera de casa es un buen momento. Aunque ellos se han recuperado, pero lo que hacen ahora es lo habitual suyo. Así que nos tenemos que centrar en lo nuestro, porque llevamos buenos partidos fuera de casa y queremos repetir con esa valentía que estamos mostrando lejos de San Sebastián.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?