Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Levante está obligado a vender jugadores por más de 12 millones de euros antes del 30 de junio

El principal problema estriba en la carga de amortización de los 38 millones gastados en traspasos durante las dos últimas temporadas y en la fuerte subida salarial de la plantilla

Enis Bardhi ante Messi en Orriols /

El Levante se ha caracterizado por ser un club vendedor y no debería sorprendernos, ni ser una novedad que al cierre de cada ejercicio el club granota obtenga beneficios por el traspaso de uno o varios futbolistas como los 42 millones de euros que presentará en la próxima Junta General por las ventas de Jefferson Lerma o Emmanuel Boateng.

Beneficios por traspasos en los útimos 5 años / www.levanteud.com

Si por algo se ha distinguido el Levante de Quico Catalán, es por saber desprenderse de jugadores que dejaron en la caja un buen dinero para ir reduciendo deuda, cumplir con todos sus acreedores y mantener el nivel competitivo sin tener que poner en venta el estadio Ciutat de Valencia que era el plan de rescate pautado en diciembre de 2009.

Sin embargo, lo que hasta ahora había sido una necesidad para hacer frente a la obligación de pago de una deuda de 61,3 millones de euros, ahora se ha convertido en una urgencia para poder afrontar las amortizaciones de los más de 37 millones gastados en dos temporadas en los traspasos de Vuckevic, Dwamena, Moses Simon, Cabaco, Rochina, Ivi López, Coke Andújar, Aitor Fernández, Rubén Vezo, Sergio León, Gonzalo Melero o la doble cesión de Borja Mayoral.

El Levante cambió su política deportiva tras lograr la permanencia en Girona y apostó por retener a sus jugadores franquicia, incrementó su gasto en la contratación de nuevos futbolistas y solo se desprendió de aquellos que a juicio de Paco López y Manolo Salvador no tendrían un espacio en la plantilla.

El dato de la presente temporada aparece en negativo porque las ventas (5,3) millones de euros por los traspasos de Rubén García a Osasuna (3 millones), de Chema al Nottingham, de Saveljich al Rayo, de Prcic al Strasbourg o un pellizco de la cesión de Camarasa al Crystal Palace no superan las inversiones realizadas en la compra de los derechos federativos al Valencia CF por Rubén Vezo (5 millones), al Betis por Sergio León (3,8 millones), al Huesca por Melero (3,6) o al Real Madrid por la cesión de Borja Mayoral (2 millones).

Presupuesta beneficios por traspasos por 17,6 millones / www.levanteud.com

En el presupuesto que el Consejo de Administración presentará en la Junta General de Accionistas para la temporada 2019/20 se contempla un beneficio por traspasos de jugadores de 17,6 millones de euros, pero en estos momentos solo tiene garantizados ingresos por valor de 5,3 millones, lo que significa que obligatoriamente tendrá que vender a uno o a varios futbolistas por más de 12,3 millones para cuadrar sus cuentas.

Una de las expectativas de venta, sin tener que desprenderse de alguno de los jugadores importantes de la plantilla granota, es el nigeriano Moses Simon cedido en el Nantes y con una cláusula de compra obligatoria por 5 millones de euros si juega 25 partidos oficiales y marca 10 goles. En el primer tercio de las diferentes competiciones en Francia ya ha disputado 12 partidos y ha anotado 5 goles.

No obstante, la alerta económica del Levante no está en la venta puntual de José Campaña o de Enis Bardhi para resolver un balance económico o en el peor de los casos, que la Liga de Futbol Profesional redujera el margen de Fair Play Financiero como efecto corrector a ese desajuste.

El principal problema del Levante está en el enorme incremento que se ha producido en el gasto destinado a los salarios de la primera plantilla con renovaciones muy costosas como la de José Campaña y fundamentalmente a las amortizaciones por traspasos de jugadores que no son titulares en las alineaciones de Paco López.

Gastos en salarios y en amortizaciones de traspasos en 5 años / www.levanteud.com

El Levante pagará en el futuro más inmediato los errores deportivos del pasado. La inversión de 20 millones de euros en Vukcevic, Dwamena o Moses Simon y la fuerte carga salarial que asume con algunos jugadores cedidos como Antonio Luna (Rayo)  Armando Sadiku (Málaga) o Cheick Doukouré (Huesca).

Gastos plantilla y cuerpo técnico 2018-19 / www.levanteud.com

El club granota ha pasado, en los dos últimos ejercicios, de un gasto de plantilla y cuerpos técnicos por valor de 31 millones de euros a casi 45 millones, mientras el importe de la cifra de negocio del club no aumenta en la misma proporción y ha pasado de los 53 millones de la temporada 2017/18 a los casi 60 millones presupuestados para la actual y de los cuales 51 millones (el 85% de los ingresos) provienen de los derechos de retransmisión.

Importe neto de la cifra de negocio solo aumenta con la televisión / www.levanteud.com

La conclusión es bien sencilla y la receta es muy fácil de aplicar. La entidad granota no puede seguir pagando grandes traspasos y debe regresar a la política que le dio éxito deportivo y rentabilidad económica.

El Levante tendrá que basar su proyecto, hasta que pueda generar una mayor fuente de ingresos gracias a la remodelación de su estadio, en adquirir jugadores a bajo coste y con salarios muy asequibles (Lerma o Bardhi), con carta de libertad y contrastados como Radoja y alejarse de los despropósitos que supusieron las fuertes inversiones en futbolistas desconocidos por el cuerpo técnico y que gravarán notablemente la cuenta de resultados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?