Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El interventor de Vitoria advierte de un "plan de ajuste" si llegan imprevistos: "No hay margen de maniobra"

La financiación del 100% de las inversiones del Ayuntamiento de Vitoria no está garantizada

El alcalde Urtaran, acompañado de los concejales Gurtubay y Etxebarria durante la presentación de los presupuestos que ha analizado el interventor general del Ayuntamiento /

El aviso del interventor general del Ayuntamiento de Vitoria es muy serio. El Consistorio no tiene la capacidad de ahorro suficiente “para garantizar la sostenibilidad financiera a largo plazo”. Es más, el interventor señala que “no hay apenas margen de reacción en caso de imprevistos”. Si el viento económico cambia de dirección, será “necesaria la realización de un plan de ajuste”.

Estas afirmaciones están contenidas en el informe que Alfredo Barrio, el interventor general del Ayuntamiento de Vitoria, ha realizado sobre el proyecto de presupuestos para 2020 elaborado por el Gobierno de Urtaran. El informe -al que ha tenido acceso la CADENA SER- concluye que si se cumplen las previsiones de ingresos y gastos -y no se producen desviaciones-, se cumplirán “los equilibrios legalmente establecidos”.

Pero a partir de ese punto, el interventor señala la situación complicada en la que se encuentran las cuentas municipales.

“Al igual que hemos informado en los últimos años, este Ayuntamiento tiene un problema estructural de escasez de ahorro neto”, explica Alfredo Barrio. El interventor especifica que los ingresos por parte de la Diputación, a través del FOFEL, han aumentado, pero que también lo ha hecho el gasto corriente del Ayuntamiento, con lo que no mejora la capacidad de ahorro.

Y eso que, según el interventor, el Gobierno municipal presupuesta “unos gastos corrientes inferiores a los que realmente son” al no incluir las obras de bacheo, el mantenimiento y las Brigadas de Acción Inmediata (BAIs). Unas “distorsiones” que han ocurrido en años anteriores. “Debieran corregirse”, afirma el interventor.

"Cautelosos y prudentes" con las inversiones

En las cuentas del próximo año, el Gobierno de Urtaran ha presupuestado inversiones por 22,6 millones de euros. Sin embargo, su financiación no está garantizada ahora mismo al 100%. El Ayuntamiento tiene previstos 25,1 millones de euros para sostener esas inversiones. Fundamentalmente con subvenciones de otras instituciones y a través de nuevos préstamos bancarios. Pero, hay 6,6 millones de euros que dependen de que el Ayuntamiento consiga vender propiedades, terrenos o plazas de garaje.

Es decir, si esa previsión se cumple, habrá dinero para todos los proyectos planteados. Si no, habrá que empezar a meter la tijera. “Habrá que ajustar o dar de baja gastos de inversión en cuantía suficiente para mantener el equilibrio financiero y presupuestario”, advierte el interventor.

El interventor explica que en los últimos años esas previsiones de venta de patrimonio municipal no se han cumplido. Y que por eso hay que ser “cautelosos y prudentes”.

Entre esos proyectos están las mejoras en los campos deportivos, la reforma del Teatro Principal, la ampliación de Mendizorroza o las reformas de calles e inversiones en el espacio público (estas últimas se llevan la partida más voluminosa con 2,5 millones de euros).

Además, el interventor lanza otro aviso sobre los nuevos equipamientos que va a abrir en los próximos años el Ayuntamiento. Antes de nada, dice el interventor, “debiera emitirse un informe económico que detalle el gasto adicional” que generarán. El interventor no pone ejemplos concretos pero reclama que se conozca con antelación cuál será el gasto anual de la gestión de proyectos como el Gasteiz Antzokia o el Auditorio de la Senda, una vez que estén abiertos al público. El interventor señala que hay que garantizar que cada nueva inversión sea “sostenible financieramente”.

El problema de las ayudas a la rehabilitación de las viviendas

Ensanche 21, la sociedad municipal urbanística del Ayuntamiento, se encuentra en una situación financiera grave: para 2020 tiene previstas pérdidas de 2,1 millones de euros. De esta sociedad dependen las ayudas a la rehabilitación de viviendas en la ciudad. Unas ayudas que el Gobierno municipal ha paralizado este año por falta de fondos.

El Ayuntamiento ha anunciado que en 2020 volverán las ayudas y en ellas se incluirán las de este año. Por delante, tiene pagos previstos por 3,9 millones de euros, entre ellos, 431.000 euros de deudas de ayudas sobre obras que ya están certificadas y que todavía no se han pagado.

Sin embargo, Ensanche 21 sólo ha presupuestado 1 millón de euros. El interventor señala la “necesidad de limitar las subvenciones a la rehabilitación a la partida presupuestada”. En caso contrario, el Ayuntamiento tendrá que aumentar el dinero destinado a esas ayudas o “modificar la naturaleza” de las subvenciones.

La concejala de Territorio, Ana Oregi, señaló a principios de este mes que el Ayuntamiento va a pedir un crédito para poder pagar las ayudas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?