Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

El fascinante viaje de 'La Tarara'

Una canción infantil de la Edad Media, arraigada en Castilla, recuperada por Federico García Lorca e interpretada en el siglo XXI por Antonio Vega

LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN #75. EMISIÓN 24/11/2019

ARTISTA: ANTONIO VEGA

CANCIÓN: LA TARARA

AÑO: 2004

HISTORIA: DESDE LA EDAD MEDIA AL POP

Desde la Edad Media al pop. Ese es el viaje que proponemos hoy en LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN. Abordamos en nuestro programa una canción tradicional infantil clásica española: “La Tarara”. Pondremos una versión moderna, pasada por el tamiz del pop-rock español e interpretada por el gran Antonio Vega, culminando así un fascinante viaje musical de varios siglos.

Y es que “La Tarara” hunde sus raíces en la larga, larga historia de España. La melodía de “La Tarara” es de origen incierto, judío o árabe, lo que es seguro es que tiene siglos de antigüedad. La incorporó al legado y el acervo cultural español contemporáneo nada menos que Federico García Lorca, que la recuperó en 1931 y la grabó junto a La Argentinita. Se trata de una canción de corro, un tema infantil que García Lorca encontró que se cantaba en Castilla al menos desde mediados del siglo XIX, concretamente en la provincia de Soria. El hecho de que su origen llegue a ser considerado judío o árabe, se basa, según algunos musicólogos, en que se conocen versiones de este tema al otro lado del Mar Mediterráneo. También hay una teoría que dice que al ser una canción muy popular durante la guerra civil, las tropas moras de Franco la adaptaron y luego la trasladaron a sus hijos y nietos. En cualquier caso, versiones en árabe de “La Tarara” se siguen cantando hoy en Marruecos y en Argelia. Esta canción es cantada en todo el Mediterráneo en distintas lenguas desde hace mucho, y en algunas regiones de España se ha enseñado en el parvulario a los niños, y se tiene la tradición de cantarla en pascua, en español o en valenciano. Otra teoría, recientemente sugerida en una obra de teatro del festival de Aviñón, es que La Tarara era una gitana intersexual, insinuada por el hecho de que usara pantalones y también por el verso “tiene La Tarara un dedito malo que no se lo cura ningún cirujano”, pero esto igual es mucho interpretar y sería ya rizar el rizo.

La canción nos habla de una mujer medio loca (tarara) que se pasea por los campos bailando. No es raro que Federico García Lorca se fijara en esa figura, una mujer como casi todos los personajes importantes en su teatro. La “tarara” sería otra de esas mujeres excluidas, sufridoras y marginadas que tienen que rebelarse contra un sistema social que las ahoga. “La Tarara” sería, por tanto, tan antigua como moderna: intemporal. Hay, como sucede en casi todas las canciones tradicionales españolas, multitud de versiones de la letra, pero en todas ellas la protagonista desafía las normas establecidas, aunque esto la convierta en objeto de burlas por parte del vecindario.

Hay una interpretación genial de “La Tarara” a cargo de la máxima estrella del flamenco, el Camarón de la Isla, quien la reprodujo en 1979. Pero la que traemos hoy es una insólita versión a guitarra eléctrica, bajo y batería, que registró otro pequeño gran genio de la música nacional: Antonio Vega, el líder de Nacha Pop, en un disco de préstamos, versiones y duetos que publicó en 2004 y que se llamó “Escapadas”. Antonio Vega tuvo todos los ingredientes del malditismo del músico de rock: ascenso a los cielos por su gran talento, caída a los infiernos por su adicción a la heroína, muerte prematura como consecuencia de ello, y residencia final en el territorio de la leyenda, admirado por todos. Después de muerto, claro. Y todo eso añade valor a cualquier canción de Antonio Vega que escuchemos hoy día, diez años después de su muerte en 2009.

Y sí: la propuesta de hoy en LA HISTORIA DETRÁS DE LA CANCIÓN es una nana infantil sefardí o mozárabe de la Edad Media que viaja por el tiempo a lomos de judíos y árabes, castellanos y valencianos, marroquíes y argelinos, Federico García Lorca y el Camarón de la Isla, y después de recorrer diversos territorios, razas y lenguas y transitar por varios siglos de viaje aterriza en una versión de rock con guitarras eléctricas ya en el siglo XXI. Hoy escuchamos a Antonio Vega y su peculiar versión de “La Tarara”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?