Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

La agresión a una pareja gay en Fuenlabrada finalmente no será juzgada como delito de odio

Después de recurrir a la Audiencia Provincial, el juicio será en Fuenlabrada por delito leve. La supuesta agresión fue en 2018

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de los jóvenes gays agredidos en Fuenlabrada para que fuera juzgado como delito de odio. / ()

La Sección nº 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la pareja de jóvenes gays agredidos en Fuenlabrada en 2018, en el que se pedía que el caso se juzgara como delito de odio. El auto, al que ha tenido acceso SER Madrid Sur, establece que “la solución a la cuestión pasa irremediablemente por la celebración del juicio por delito leve”, un juicio oral que tiene ya fecha, el próximo martes 26 de noviembre en los juzgados de Fuenlabrada.

Según recoge el auto, los hechos denunciados encajarían más en un delito de lesiones leves que en un delito de odio. Entre los argumentos se indica que “no consta que el incidente producido se deba a la condición sexual del recurrente, en tanto que ni de la declaración del testigo presencial de los hechos, ni en el informe policial sobre un video aportado, se desprende que hubiera insultos sobre dicha condición sexual”. Además, recuerdan que el denunciado alega que los dos jóvenes se mofaron de su condición física, hecho que motivo su agresión. Según la juez esta afirmación “excluiría una actuación guiada por un ánimo discriminatorio por su parte, tratándose cualquier insulto en su caso de una reacción a la mofa previa efectuada por la parte”.

Javier, uno de los agredidos, ha mostrado su indignación por la decisión judicial y asegura que le parece “vergonzoso que todavía ningún juez lo haya calificado como delito de odio”. Recuerda que tiene un video grabado con lo que ocurrió, donde se escucha muy bajito como esta personas les insulta y “amenaza de muerte”. Dice sentirse desprotegido porque el supuesto agresor no tienen ya ninguna orden de alejamiento, y afirma, sigue encontrándose con el denunciado por su barrio en Madrid. Javier se ha puesto en contacto con la asociación Arcopoli para buscar apoyo en su caso.

Los hechos se remontan al verano de 2018 cuando los dos jóvenes paseaban de la mano cerca de la Estación de Renfe y, aseguran, fueron insultados por el denunciante llamándoles “maricones de mierda” y amenazándoles, llegando a pegar con el puño cerrado a uno de ellos y golpeando en el brazo al otro, cuando intentaba defender a su pareja.

El juicio que se iba a celebrar en Fuenlabrada se suspendió al pedir la parte demandante que se considerase delito de odio lo ocurrido. Un auto posterior del juzgado denegó esta petición, por lo que la pareja presentó recurso ante la Audiencia Provincial, un recurso desestimado que ahora devuelve el caso al juzgado de Fuenlabrada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?