Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

La condena de los números

Cádiz conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con el aumento de las denuncias de víctimas y el maltrato entre los menores como prioridad

Silueta de dos manos sobre un cristal. / ()

Los números mienten en muy pocas ocasiones. Máxime cuando proceden de fuentes oficiales como son las administraciones. Las cifras acostumbran a ser empáticas y fieles a la realidad, y la violencia de género no es una excepción.

Hoy, 25 de noviembre, organismos, administraciones, empresas, asociaciones y colectivos conmemoran el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer en una suerte de clamor por esas víctimas que fueron asesinadas por el simple hecho de ser mujeres, o por ser los hijos e hijas de esas mujeres.

Las cifras oficiales ponen de manifiesto que los casos de violencia de género se denuncian más y que las mujeres están más decididas a despojarse de la esclavitud impuesta por el agresor, pero también arrojan que una inmensa mayoría sigue callando por miedo y por no tener a dónde ir.

Otra de las realidades que dibujan los números es que algunos jóvenes guardan en su interior el germen de la violencia machista, y el panorama laboral de aquellas que sufrieron, o que sufren la violencia del hombre es, cuando menos, desesperanzador.

Según el Instituto Nacional de Estadística, desde 2003, año en el que se empezaron a contabilizar los casos de violencia de género, han sido asesinadas 16 mujeres en la provincia de Cádiz. La última víctima ha sido en julio de este año. Se llamaba Manuela y encontraron su cuerpo dos semanas después de que su pareja la asesinase.

La Subdelegación del Gobierno en Cádiz contabiliza, hasta la fecha, 2.766 casos activos de violencia machista en su sistema de seguimiento VioGen. 1.500 de esos casos tienen seguimiento policial y 694 mujeres han pedido ya en lo que llevamos de año medidas de protección contra sus parejas, lo que supone un aumento de 80 solicitudes respecto al año pasado.

De entre todos esos casos activos en el sistema, llaman especialmente la atención los 60 casos de violencia de género en menores de edad que tienen entre 14 y 17 años.

La Fiscalía Superior de Andalucía ya alertó el pasado mes de octubre de un repunte significativo en los delitos de violencia de género que son cometidos por menores, señalando directamente a Cádiz como una de las tres provincias donde más han incrementado este tipo de delitos. Además, la fiscalía quiso dejar constancia de un agravante: el aumento considerable en la violencia o intimidación en sus relaciones de pareja.

No solo la administración central ha acreditado con sus datos el aumento de la violencia machista entre los jóvenes, sino también la regional, la Junta de Andalucía. El Instituto Andaluz de la Mujer, organismo que tiene la competencia de atención a las víctimas y a sus hijos, ha atendido a un 20% más de adolescentes víctimas de esta violencia respecto a 2018. 81 son los casos que han registrado en los primeros seis meses de 2019.

De hecho, han creado un programa especifico para atender psicológicamente a menores entre 14 y 17 años, el ‘Programa de Atención Psicológica a Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género’.

En el año 2018 hubo, según demuestra el registro de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, 4.156 denuncias por maltrato. Este año, con datos recopilados hasta octubre, se han presentado 2.224 denuncias y el órgano estatal asegura que, a tenor de la tendencia del presente curso, el año va a finalizar con 200 o 300 más.

Lo ha expresado el subdelegado del gobierno en Cádiz, José Pacheco, que además ha hecho una lectura positiva de ese aumento, interpretando el incremento como una señal de que hay más víctimas que deciden dar el paso adelante y atreverse a denunciar.

No obstante, la Secretaría de Estado de Seguridad ya ha advertido, en palabras del coordinador de la Unidad contra la Violencia sobre la Mujer, Manuel Barranco, que “los casos que se conocen representan tan solo el 25%, mientras que el 75% sigue oculto, principalmente por el miedo a denunciar”.

De las 16 mujeres asesinadas en la provincia desde 2003, diez vivían con sus parejas y tan solo dos habían denunciado según el Informe Sociolaboral de Mujeres Víctimas de Violencia de Género, elaborado por Comisiones Obreras.

El sindicato destaca en su informe ese dato como la prueba fehaciente de que instituciones y empresarios han de ofrecer facilidades para que la víctima tenga independencia económica y formativa. De esa forma, aseguran, podrá emprender una vida lejos de su agresor y, por tanto, le será menos complicado dar el paso y denunciar ante las autoridades la violencia que sufre.

Pero el panorama laboral de las víctimas de violencia de género en Cádiz es demoledor, indica el sindicato. A pesar de que las empresas reciben bonificaciones fiscales de mayor cuantía por contratar de manera indefinida a mujeres que han sido, o son víctimas, según el informe el 82,3 por ciento de los contratos que firman son temporales y, además, más del doble son a tiempo parcial, en lugar de a tiempo completo.

Los números ponen de manifiesto la realidad de las víctimas, y trazan la silueta de un futuro que muestra que, si bien la concienciación ciudadana es la piedra angular para la erradicación de la violencia machista, su efectividad merma si no va acompañada de un apoyo económico de las instituciones acorde con el escenario actual. Los números, empáticos, recuerdan a las que murieron y lanzan su advertencia para que no se siga engrosando la lista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?