Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

1-0. Pena máxima de la UD Ibiza ante el Celta B

Pablo Alfaro: "Hemos estado irreconocibles".

Solís celebrando el gol del triunfo /

La UD Ibiza sufrió una derrota inesperada en el campo del Celta B, un equipo que solo había conseguido un triunfo como local esta temporada, pero que se llevo los puntos gracias a un gol de penalti de Solís en el primer tiempo. El conjunto ibicenco estuvo rematadamente mal durante 45 minutos y aunque mejoró su juego tras el descanso y tuvo más dominio volvió a generar pocas ocasiones claras y las que tuvo no supo materializarlas.

Aunque el mal juego y las imprecisiones del equipo de Pablo Alfaro fueron la tónica predominante nada más arrancar el choque, el encuentro pudo haber tenido otro desenlace si el colegiado hubiera sancionado unas claras manos de Bermejo en el área gallega a los 25 minutos cuando todavía no se había movido el marcador.

Alfaro buscó más músculo en la zona ancha con la entrada de Sibo y devolvió la titularidad a Raí como extremo izquierdo. Fueron las dos únicas novedades en el once inicial, pero el Ibiza saltó al campo sin tensión e incapaz de trenzar una sola jugada, o de dar cuatro pases seguidos. Los ibicencos no estaban cómodos en el campo e incluso en defensa, su mayor fortaleza esta temporada, concedían más de lo habitual con pérdidas de balón absurdas en zonas peligrosas, mientras que su futbol ofensivo no aparecía.

Tantas facilidades desembocaron en una pena máxima cometida por Quintanilla, que se precipitó al intentar tapar una internada de Manolito. En esa acción se lesionó el zaguero ibicenco que tuvo que ser sustituido por Mariano.

Solís no falló desde los once metros y puso en ventaja al Celta B. Un tanto que premiaba las ganas locales y castigaba el mal juego visitante.

Tras el paso por vestuarios y la charla de Alfaro, que debió leer la cartilla a los suyos, el Ibiza fue fiel a su estilo, teniendo más dominio, aunque a su fútbol le sigue faltando verticalidad y cuesta demasiado generar ocasiones claras.

En 45 minutos solo una internada de Cirio, que había salido por Raí, que no acertó a definir el su mano a mano con el portero local y un remate de Rodado tras un centro de Grima pusieron en jaque al filial de Celta. El resto fue un control del juego intrascendente, dominio en tierra de nadie y lanzamientos de esquina o de falta que acabaron en nada.

Una derrota dolorosa, que escuece más porque el líder, Atlético Baleares, había perdido ante el Getafe B y que vuelve a demostrar que cualquier rival de este grupo te puede dar un susto si no juegas con intensidad y concentración máxima.

Pablo Alfaro: “Hemos estado irreconocibles”.

El entrenador de la UD Ibiza, Pablo Alfaro, se mostró muy crítico con el juego de su equipo. “ Es el partido de esta temporada en el que hemos estado más irreconocibles, nerviosos, muy imprecisos, sobre todo en la primera parte, concediendo ocasiones que no concedemos nunca, regalando situaciones prácticamente de gol”. Alfaro lamentó que “No teníamos continuidad en el juego, no dábamos 4 pases seguidos, una primera parte de reconocernos”.

El ibicenco ibicenco señaló que tras el descanso “ya hemos sido un equipo más reconocible, intenso, que quiere iniciar con acciones por fuera y por dentro, creando algunas ocasiones que no hemos materializado, pero me voy muy descontento por la primera parte que hemos hecho”.

Alfaro reconoció que la derrota “es una cura de humildad, porque la categoría está muy igualada, no tenemos que fijarnos en las posiciones de la tabla, porque los equipos que no están bien clasificados encadenando dos o tres victorias se meten arriba y las concesiones se pagan caras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?