Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La crisis de los 40

A los 40 nos preguntamos qué sentido tiene todo lo que hemos hecho. Es el momento de pensar qué cosas de mí, dentro de la evolución humana, están para decirles adiós, y qué partes de mí quiero proyectar hacia el futuro.

La llegada del otoño y el invierno llegan con sensaciones que a veces van paralelas a vivencias personales. Una de ellas es la crisis vitale que sufrimos con el paso de los años.

Cada década más o menos tenenos una crisis. Es una etapa de instrospección necesaria.

La crisis más sonada es la de los 40 porque nos pilla como a mitad de trayecto. Pensamos que es la mitad de la vida, aunque esto nunca se sabe. A los 40 hay muchos cambios físicos, de energía y psicológicos. Nos puede servir para parar y reflexionar. Si no lo hacemos de esta forma, pasamos la vida casi en piloto automático y hacemos siempre lo mismo, en una misma dirección. A veces nos damos cuenta de que esta dirección no es la que nos da sentido.

Así que, bienvenida esta sensación interna que nos lleva a parar porque algo no va bien.

Vemos esta crisis como un problema, aunque es una oportunidad para alinear mis valores y saber hacia dónde me dirijo.

A los 40 nos preguntamos qué sentido tiene todo lo que hemos hecho. Es el momento de pensar qué cosas de mí, dentro de la evolución humana, están para decirles adiós, y qué partes de mí quiero proyectar hacia el futuro.

No es bueno tener una imagen fija de nosotros mismos. Debemos apreciar la evolución.

Con respecto al peso social o familiar, si lo sentimos como etiquetas externas, nos dañarán. Lo bueno es observar y decidir lo que quiero integrar. Podemos escuchar los estándares sociales pero sin sentirnos perseguidos por ellos.

Podemos tener una vida con sentido o una vida en la que he hecho muchas cosas pero la siento vacía. Y no podemos dejarlo para el futuro, hoy es un día importante para poder conectar contigo y con la vida. ¿Qué intención de mi día lo estoy dedicando a lo que quiero?,  ¿he estado 24 horas sin fijar la atención en lo que és importante para mí?

La madurez psicológica y espiritual va cambiando a lo largo de la vida. Cada crisis nos hace evolucionar.

Belén Colomina. Psicóloga y Terapeuta Gestalt.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?