Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Lydia Valentín: «Conseguir otra medalla de oro en Tokio sería algo histórico»

La berciana reconoce que le gustaría ser abanderada el próximo año.

La deportista berciana se muestra ilusionada con los juegos olímpicos de Tokio 2020. /

La triple medallista olímpica berciana de halterofilia Lydia Valentín reconoció que «conseguir otra medalla de oro» en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, cita en la que le encantaría ser la abanderada española, «sería algo histórico» ya que ninguna halterófila internacional lo ha conseguido hasta ahora, por lo que está realizando «una buena preparación» tras un año 2019 que ha sido «diferente».

«Conseguir otro oro sería lo máximo. De hecho, ninguna halterófila internacional tiene cuatro medallas olímpicas, por lo que sería la primera y además española. Con lo poco que está desarrollado el deporte de la halterofilia en España si lo comparamos con las grandes potencias como Rusia, China o Corea del Norte, sería algo histórico», explicó la deportista berciana, que sin embargo se conformaría con «subirse al podio olímpico».

«Al final, personalmente, el color no importa. De verdad, entiéndeme, lo que busco es una medalla olímpica y me da igual el color», señaló Lydia, una de las principales representantes de la iniciativa de Iberia 'Talento a bordo', que se presentó este lunes en el Matadero de Madrid y que tiene como objetivo apoyar, al igual que el suyo, todo el talento español en cualquier ámbito o disciplina (arte, deporte, música, literatura, moda…)

Después de sumar a su palmarés tres medallas olímpicas con las logradas en Pekín 2008 (plata), Londres 2012 (oro) y Río 2016 (bronce), la halterófila buscará alcanzar un hito personal con el que volver por fin a España «siendo campeona olímpica», y no hacerlo tras la descalificación de sus rivales. Y es que los dos primeros metales se le adjudicaron tras descubrirse varios años después el dopaje de sus más inmediatas competidoras.

«Conseguir las medallas in situ es totalmente diferente para mí y para mi gente, pero son cosas que han pasado así y no se puede echar el tiempo atrás. Estoy contenta con mis medallas y lo más importante es la conciencia de cada uno y poder dormir tranquila, más que ninguna medalla en el mundo. Y eso es lo más valioso que existe», recalcó, dejando constancia de que conseguirla «sería consecuencia del trabajo de cada día».

«Me gustaría ser abanderada»

Para la ceremonia de apertura olímpica, la deportista reconoce que le gustaría ser la abanderada española y que se lo merece por méritos propios. «A nivel femenino soy la única española que tiene tres medallas en Juegos Olímpicos diferentes. Lo justo sería que el abanderado en Tokio fuese Saúl (Craviotto) o yo, me encantaría serlo, pero estaría encantada con cualquier decisión del Comité Olímpico Español», añadió.

Un billete para los Juegos Olímpicos que aún no tiene garantizado matemáticamente, pero que la leonesa considera que «no tendría que tener ningún tipo de problema» en conseguir en los Campeonatos de Europa de Moscú 2020. «Obviamente buscaremos podio europeo y con eso, hoy por hoy, sería suficiente para estar el Tokio», recalca Valentín, que se encuentra inmersa en plena pretemporada con la mente puesta en realizar «una buena preparación».

«Las miras están primero, a corto plazo, en el Europeo, y después en los Juegos», admitió de sus objetivos principales a día de hoy, después de un año que afrontó «de manera diferente». «Venía de dos años ganándolo todo, de mucho estrés en Río y fue el momento de tomarnos un poco más relajados los entrenamientos, de incorporar gente al equipo, porque sabía que la preparación para Tokio iba a ser muy dura».

Busca un «año relajado»

En un deporte en el que «hay demasiado estrés», Lydia quiso tener un «año relajado» aunque, no obstante, ha seguido llenando su vitrina de trofeos. «He obtenido la plata en el Europeo y la plata en el Campeonato del Mundo, y estoy contentísima porque no he tenido mi mejor rendimiento como tal, y estamos hablando de dos platas», reiteró.

Por último, la berciana confesó que no tiene en mente retirarse tras los Juegos Olímpicos, sino que será una decisión que tomará «en su debido momento». «Lo más importante realmente es que cuando termine Tokio haga balance de todo mi ciclo olímpico. Será el momento de pensar y sobre todo de sentir cómo me encuentro tanto físicamente como mentalmente, y ahí decidiré», destacó.

Aunque no se ha puesto una fecha como tal, no duda en dejar la puerta abierta a su participación en futuras competiciones. «Posiblemente compita luego en Europeos o Mundiales, pero no tengo la mira puesta en el futuro, sino en ir poco a poco y me retiraré tan feliz cuando sea sabiendo que no he podido dar más a mi deporte. Adelantarlo no es bueno, será en el momento. Pero hay Lydia para rato», concluyó.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?