Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 06 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sin puntería

Tablas en El Montecillo. La Arandina iguala ante el filial del Numancia y desaprovecha una buena oportunidad de recortar puntos con el playoff

Adeva se duele sobre el verde tras una acción de choque frente a un jugador numantino /

Cuando no se es capaz de ganar, lo inteligente es no perder. Más si tienes frente a ti un rival directo. Así se vio la Arandina este domingo ante el filial del CD Numancia. Tablas en un partido en el que se fue superior, pero donde faltó puntería. Todo en un choque en el que pudo pasar de todo, y en el que los blanquiazules dejaron escapar una buena oportunidad para recortar puntos ante un rival directo y aprovechar, de paso, el pinchazo del Ávila.

Los primeros compases ya demostraron las intenciones de dos equipos aguerridos deseosos de adelantarse pronto en el marcador. La escuadra soriana comenzó con fuerza el choque, pero la intensidad fue igualada por una Arandina que merodeó el área rival aunque sin concretar.

Así hasta que llegara la primera ocasión, en el minuto 21, y de color rojillo. Fuerte disparo de David Sanz en un rechace que, desde la frontal, a punto estuvo de inaugurar el electrónico. Lo evitó Carmona con una gran estirada. Los locales trataron de reaccionar, y en las botas de Zazu en un centro envenenado, obligaron a Jara -ex ribereño, por cierto- a intervenir para despejar peligro.

Pero el filial numantino no cesó su ímpetu. Siguió en la búsqueda del primer gol de la tarde, ante una Arandina que se fue creciendo y que estuvo a punto de ponerse por delante al filo del descanso. Gran centro de Marcos Barbero desde el costado derecho y buen remate de cabeza de Diego Abad que obligó al cancerbero visitante a reaccionar para evitar el 1-0. Así se llegó al descanso.

Más intención, sin premio

La segunda parte fue una continuación. Mucha igualdad sobre el verde aunque más superioridad local, que sin embargo no se traducía en claras oportunidades de cara a portería. Había intención pero muy poca precisión. Algo que fue cambiando con el paso del crono. Y es que con los cambios la Arandina recuperó mordiente y estuvo cerca de anotar. Una de las más claras, en los pies del recién ingresado Beli, que tras un gran centro raso de Adeva a la frontal, remató a las manos de Jara.

Volvió el peligro en el área soriana poco después. Fue en una melé que no atinó a rematar ningún jugador ribereño y que, de forma providencial y sobre la línea, fue capaz de atajar el cancerbero visitante. Pero el Numancia no se quiso echar atrás. Y en el ecuador de la segunda parte, tras un error de Carmona, cerca estuvo de adelantarse. La zaga sacó como pudo los remates rivales.

El partido fue ganando en espectáculo. Y es que Borja Paris pudo inagurar el electrónico, pero su disparo colocado desde la frontal -que algunos cantaron como gol- se fue rozando el marco de Jara. Y de ahí, se abrió el partido en demasía. Diez minutos locos en los que el Numancia, en los pies de Herrera, pudo anotar el 0-1. Salvó Carmona. También pudo marcar la Arandina en una gran asistencia de Yakovlev a Khalifa; se quedó solo ante Jara pero erró en el uno contra uno. Al final, reparto de puntos que no contenta a nadie. Pero mejor eso, que no sumar ante un rival directo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?