Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Los forenses denuncian su ubicación en el sótano de los nuevos juzgados

Los sindicatos reclaman un plan de accción para que se pueda ir recobrando la normalidad en la actividad judicial

La protesta de los forenses esta mañana /

Los profesionales de la clínica forense de Ibiza han querido hacer público su malestar por la ubicación que tienen en los sótanos de los nuevos juzgados de Ibiza. Se han concentrado esta mañana para denunciar su situación. Entre las múltiples deficiencias citan la falta de luz, la ausencia de ventilación, los malos olores y sobre todo la proximidad de los calabozos y su cercanía con las víctimas. Y a todo esto hay que sumar el riesgo de inundaciones en caso de fuertes lluvias. Resaltan que ofrecen servicio a todos los juzgados y a la Fiscalía. Destacan que son las dependencias que tienen un mayor uso público y  más afluencia de usuarios.

Elena Sanz, que ha ejercido de portavoz del colectivo, dice que se "incumplen los requisitos que establece el estatuto de la víctima o la Ley de Violencia de Género para poder dar una asistencia correcta a personas en situación de especial vulnerabilidad".

Sanz destaca que llevan meses hablando con los responsables judiciales y ante la falta de respuesta han querido escenificar su descontento, porque con su ubicación "es imposible hacer su trabajo de forma responsable y coherente".

Sanz dice que lo ideal sería que la clínica forense estuviera en la planta baja del nuevo edificio porque tiene mucho espacio sobredimensionado y la ubicación sería "más lógica, práctica y accesible para todos".

Los forenses destacan que siempre han hecho su trabajo desde la prudencia y estando en la sombra pero no les ha quedado más remedio que hacerse visibles para expresar su malestar.

Los sindicatos ven algunas carencias

Los sindicatos reconocen que después de un año trabajando poco menos que como okupas es una gran noticia la entrada en funcionamiento de los nuevos juzgados de Ibiza, pero ponen en duda la funcionalidad de la sede en algunos aspectos relacionados sobre todo con la ubicación de algunos servicios, espacios y el mobiliario.

Sabino Aramburu, delegado del CSIF, dice que habrá algunas "complicaciones" para atender a los usuarios o para la toma de declaraciones y habrá que ver de qué forma se encauza esta situación. Asimismo pone el acento en el hecho de que no existen unas dependencias "específicas" para el juzgado de guardia

El secretario general del sindicato Juan Nieto, afirma que ahora lo que debería ponerse en marcha sería un plan de acción que implicará a todas los organismos pero resalta que hará falta tiempo para recuperar la normalidad. Destaca que desde hace once meses los plazos están paralizados y que se tendrá que valorar todo lo que se quemó en el incendio de los antiguos juzgados "y son miles de documentos".

Nieto recalca que ya denunciaron la situación de la clínica forense y que desde la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales del Ministerio de Justicia se han comprometido a evaluar la situación una vez que se haya realizado este primer traslado.

Los abogados reclaman sentido común

Y todavía una visión más de la puesta en marcha de los nuevos juzgados. Los abogados que también han pasado un año especialmente complicado piden ahora "sentido común" para que se pueda ir recuperando la normalidad lo antes posibles. Eva Cardona, miembro de la Junta del Colegio de abogados de Baleares, afirma que se tiene que trabajar de forma coordinada. Dice que está bien poner en marcha un plan de acción pero recuerda que a los usuarios les asiste "el derecho a la defensa" y que son los abogados los que deben realizar este trabajo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?