Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La mujer, igualdad ante la ley pero no en la vida cotidiana

Un estudio de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social ahonda en las desiguladades

Las mujeres han alcanzado la igualdad ante la ley, pero no en la vida cotidiana. La brecha salarial entre hombres y mujeres alcanza el 22%, la segregación continúa en campos como la ciencia y las mujeres duplican con respecto a los hombres el tiempo diario dedicado a las tareas domésticas y al cuidado de las personas en el hogar. Son algunos de los titulares que deja el Estudio de Género y Desigualdad presentado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social.

La desigualdad se cronifica. Según los datos del documento el número de mujeres que trabaja en precario se duplica con respecto a los hombres. La brecha salarial se acrecienta a medida que la mujer es más mayor, obteniendo 85 céntimos por cada euro que gana un varón. Esa precariedad deriva también en una tasa del 20% de mujeres de las islas en una situación de pobreza frente al 16% de los hombres.

Las tasas de empleo en mujeres con hijos menores son más bajas que en las mujeres de la misma edad sin hijos. Y es que la maternidad sigue penalizando… y mucho. El estudio desvela que para las mujeres es un lastre a nivel laboral, mientras que en el hombre resulta positivo para su empleabilidad.

La jefa de Servicio de la Subdirección General de Programas del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades cree que la única manera de revertir este punto es otorgar permisos de paternidad igualitarios. Es Inmaculada Martínez.

La presidenta de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, Sali Guntín, considera imprescindible un cambio en el ámbito privado para reducir las tasas de precariedad, que afectan especialmente al colectivo de madres solteras con hijos. En cuando a las políticas públicas, todas tienen que pasar, dice, por la educación.

El estudio también habla de las zonas grises, en las que es necesario avanzar aún más, como son la prostitución, que imposibilita cualquier oportunidad de crear una igualdad real o la participación política de las mujeres inmigrantes y refugiadas.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?