Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Nuestras contradicciones

La Firma de Charo Bueno

Acabamos de celebrar el “viernes negro” o campaña especial de marketing pensada para crear la necesidad de comprar y comprar enganchados por los anuncios de descuentos y rebajas, y cuando esto no ha terminado ya estamos en la campaña de la Navidad, otra época en la que la “felicidad consiste en comprar y comprar”. Y esto cuando parece que las personas estamos más concienciadas con el medio ambiente, cuidar el planeta y la sostenibilidad.

¿Qué contradicción, verdad?, lo mismo pienso yo, porque el hecho de comprar y comprar de manera compulsiva solo nos lleva a un consumismo desmedido, y por tanto a un ataque al medio ambiente, consumo de materias primas, consumo de energías y contaminación en la producción, en los transportes y más y más residuos que además son difíciles de gestionar. Ponemos como ejemplo el sector textil, hay múltiples estudios que indican que nos ponemos menos del 60% de la ropa que tenemos. Pero seguimos comprando y comprando, productos que se fabrican en países con salarios de miseria, que sufren fuertes contaminaciones, que se tienen que transportar y también contamina, que luego son difíciles de reciclar porque tienen tintes y fibras químicas que aún no se sabe cómo reciclar y todo esto porque como es barato, porque, quién no se puede comprar una camiseta o una sudadera si total son 10 €.

Me pasa lo mismo con los excesos que se proponen en estas fechas, parece que hemos entrado en una competición de ver quién “derrocha más”, me refiero a los Ayuntamientos en esa competición y guerra absurda de ver quién pone más luces y quién se gasta más dinero en artilugios ¿para qué?. Esa es la pregunta, para qué. Pues otra vez la respuesta es para lo mismo potenciar el consumo, que las personas tenga la calle más atractiva y por tanto tengan más ganas de comprar y de consumir. Pues eso, que me parece una contradicción que los recursos públicos se destinen a potenciar el consumismo en la ciudadanía, pero luego se escatime dinero de los presupuestos para las asociaciones sociales o que se dedique una cantidad cada vez menor y casi ridícula para el alquiler social – de las personas y las familias que se quedan sin casa o no pueden hacer frente a los gastos de luz y gas y estamos en invierno.

Tendré que aprender a vivir con estas contradicciones y entender que vamos en dirección contraria de hacer un mundo habitable a las futuras generaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?