Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Fin a una lucha de 8 años: recupera a su hija secuestrada por su madre en Polonia

El mallorquín Alberto Encinas se ha reunido con su hija ocho años después de que desapareciera con su madre

Fin a una lucha de ocho años. El pollençí Alberto Encinas ha logrado recuperar en Polonia a su hija Olivia, secuestrada hace ocho años por su madre a pesar de la sentencia que le otorgaba la custodia al padre. El abogado de Encinas ha confirmado que el progenitor se encuentra en Polonia donde ya ha podido reunirse con su hija. Están a la espera de que en las próximas horas se aclare cómo queda la situación.

La policía polaca localizó el miércoles por la tarde en la localidad de Katowice, al sur de Polonia, a la menor y su madre. Sobre la progenitora pesaba una orden de busca y captura por el secuestro de la niña. La madre de la menor viajó con Olivia a Polonia en diciembre de 2011, cuando la menor tenía tres años, con la excusa de visitar a su familia, aunque una vez allí decidió no volver a Mallorca.

La justicia polaca en sentencia firme otorgó la custodia al padre y ordenó el regreso de la niña con el progenitor, momento que la madre aprovechó para desaparecer con ella. Durante los últimos años la madre ha vivido en diversas zonas del país, escondida y huida de la justicia.

En España el padre también obtuvo la custodia y la patria potestad de la menor. Encinas ha gastado más de 60.000 euros en intentar recuperarla, entre viajes a Polonia, pagos a detectives y procedimientos judiciales.

Hace un año la madre de la menor, sobre la que pesaba una orden de busca y captura, apareció en un programa de televisión donde aseguró que su exmarido le había maltratado. La mujer fue entrevistada en la casa de sus padres y reconoció que llevaba años ocultándose de las autoridades.

Juan Antonio Godoy, abogado del padre: "Cada año se registran en Polonia unos cinco casos de secuestros de menores,  que afectan a españoles"

El letrado destaca en la SER, que cada año, hay nuevos casos, y los afectados se encuentran con dos problemas principales. El primero, según explica, "la legislación polaca, que no reconoce el delito de secuestro internacional de menores". Por otro lado, se topan con "una deficiente aplicación del Convenio de la Haya, que regula las consecuencias civiles de los secuestros internacionales", dice. "En Polonia, se ha aplicado de una manera muy deficiente", añade Godoy.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?