Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

La despedida final de los príncipes de Toya

Última parada del Viaje al Tiempo de los íberos que nos lleva hasta el yacimiento de Peal de Becerro

El Viaje al Tiempo de los íberos llega a su punto y final. Siete paradas que nos han llevado a diferentes yacimientos de la provincia y que terminan este martes en la Cámara Sepulcral de Toya, en la localidad de Peal de Becerro. Se trata de un enclave que tiene dos fechas destacadas, la primera de ellas, la más lejana, nos sitúa a principios del siglo IV AC, época en la que se utilizó esta tumba. La segunda, más cercana, nos deja en el año 1909 de nuestra era, cuando un vecino conocido como 'El Pernazas' encontró, mientras trabajaba en el campo, este importantísimo yacimiento ibero.

Estamos ante el mejor ejemplo de arquitectura funeraria ibera de toda la Península. El director del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica, Manuel Molinos, lo ha definido como "extraordinario". Un lugar único para conocer la cultura de la muerte y que, desafortunadamente, fue víctima del expolio. El túmulo de Hornos no es visitable mientras que la cámara de Toya permite las visitas. 

Interior de la Cámara Sepulcral de Toya. / Radio Jaén

Se trata de una cámara con una planta cuadrangular cuyo interior se divide en tres naves siendo la central la única que permite el acceso mientras que las otras están divididas en dos espacios, el primero que hace las veces de antecámara y el segundo, que conecta con el recinto principal. Destacamos de su construcción los sillares, que se colocaron en seco sin ayuda de grapas ni de mortero. Por último, la cubierta se compone de grandes losas apoyadas sobre los muros.

Las nuevas tecnologías han permitido saber mucho acerca de los príncipes cuyas cenizas se depositaron en este lugar. "Conocemos la edad, enfermedades, características que tenían tanto él como ella, como se produjo el ritual de incineración..." según Molinos. Los dos tenían menos de 30 años y el príncipe "tenía osteoporosis, una anemia nutricional debido a una alimentación insuficiente y dos años antes de la muerte había tenido un traumatismo local muy fuerte". Fueron incinerados en la misma pira y enterrados en urnas diferentes.

El ajuar que se ha podido recuperar se centra en cráteras griegas y ruedas de un carro de guerrero que permiten evocar e imaginar como se llevo a cabó la procesión funeraria que permitió dar el adiós definitivo a estos dos príncipes que gobernaron la ciudad de Tugia y cuya grandiosidad se puede comprobar en la cámara sepulcral que nos ocupa.

Aspectos peculiares

La cámara sepulcral sorprende al visitante ya que se pueden contemplar unas puertas con vanos rectangulares aunque las dos que comunican las tres naves son diferentes ya que los últimos sillares se curvan formando un arco simulado. El investigador del Centro Universitario de Arqueología Ibérica, Arturo Ruiz, ha relacionado este enclave con el sol hablando de su "orientación arqueoastronómica" a la hora de indicar que "en el equinoccio entraría la luz al centro de la tumba".

Junto a la Cámara, el turista puede visitar en Peal de Becerro, el Centro de Interpretación sobre este yacimiento. Un lugar que se ha convertido en una seña de identidad de la localidad y donde se puede contemplar una reproducción del hipogeo de Hornos así como una evolución de las diferentes herramientas utilizadas en los trabajos realizados en la tumba.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?