Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 18 de Enero de 2020

Otras localidades

Emocionado encuentro entre un padre y su hija tras 8 años separados: "Cuando Olivia entró en la sala nos quedamos mudos"

Alberto Encinas agradece a la Guardia Civil el trabajo realizado para recuperar a su hija secuestrada por su madre en Polonia

Emocionado encuentro entre un padre y su hija tras ocho años separados. / ATLAS

El pollençí Alberto Encinas ya está con su hija Olivia en casa. La semana pasada puso fin al periplo que inició hace 8 años para buscar a su hija, a la que su madre se llevó a Polonia en diciembre de 2011 sin su autorización. A pesar de que la justicia polaca y la española le otorgaron la guardia y custodia de la menor, la madre desapareció con ella y ha estado ocultándose de las autoridades durante años.

Tras miles de euros gastados en su búsqueda, la semana pasada las autoridades polacas llamaron a Alberto para comunicarle que habían encontrado a su hija. Este lunes se ha reunido con los investigadores de la Guardia Civil para agradecerles el tiempo invertido y la investigación que ha permitido encontrar a la niña. Todo empezó la semana pasada, dice Encinas, con una llamada.

Junto a su hermana Elena y su abuela viajó a la localidad de Katowice para reunirse con su hija después de ocho años. Un encuentro con cautela para no perturbar a la niña. La familia afirma que la menor se ha mostrado contenta durante este tiempo.

La familia ha consultado con psicólogos para tener una hoja de ruta con respecto a la adaptación de la menor, que no habla castellano y no ha sido escolarizada.

Y es que por el momento conocen pocos detalles del tiempo que la niña ha pasado con su madre. Saben por lo poco que les ha dicho que cambió de casa de forma frecuente y que no tuvo contacto con otros niños.

La menor ha preguntado poco por su madre, aunque ha pedido mandarle un mensaje. Encinas afirma que no quiere privar a la niña de tener contacto con su progenitora a pesar de todo lo vivido.

La investigación ha sido dirigida por dos agentes de la Guardia Civil de Palma, que han viajado en numerosas ocasiones a Polonia para investigar. Acusan de inacción a la fiscalía y la policía polacas, que permitieron a la menor hacerse un documento de identidad a pesar de que la madre tenía una orden de busca y captura. Agradecen los esfuerzos a un jefe de policía de Katowice que fue quien localizó a madre e hija.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?