Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 16 de Febrero de 2020

Otras localidades

El plus de 22.000 euros para altos cargos, "gran agravio" para los médicos

Simebal los compara con los cerca de 1.200 euros anuales de complemento por residencia de los profesionales del Ib-Salut

La entrada al servicio de Urgencias de Son Espases. /

El sindicato médico Simebal tilda de “gran agravio” y de “discriminación” el plus de 22.000 euros anuales que cobran los altos cargos del Govern no residentes en Mallorca que se tienen que desplazar a la isla para trabajar. Son más de 1.800 euros mensuales para vivienda y transporte que no se tienen que justificar. En Simebal los comparan con los cerca de cien euros de indemnización por residencia que cobran los médicos del Ibsalut como compensación por el mayor coste de la vida en las Islas. Por su parte, en el sindicato de enfermería Satse recuerdan que hace años que piden también una subida de sus complementos de residencia.

Simebal se suma a otros sindicatos que representan a trabajadores públicos que ya criticaron el plus de 22.000 euros para altos cargos. A Miguel Lázaro, presidente del sindicato médico, le llaman la atención las justificaciones que esgrime el Govern para mantenerlo: dice que son exactamente las mismas que hace años viene utilizando el propio sindicato para pedir un aumento de las indemnizaciones por residencia.

Lázaro describe un problema especialmente grave en Ibiza, donde dice, el servicio que se da al ciudadano es peor porque muchos profesionales no quieren trabajar en la isla. La indemnización por residencia para un médico del Ib-Salut que trabaja en Ibiza, Formentera o Menorca es de 108 euros. Hace años que los médicos piden la equiparación con los cerca de 500 euros de los profesionales que trabajan en las Islas Canarias menores. Por ello, consideran un agravio la cantidad que cobran los altos cargos de fuera de Mallorca, creada para compensar los gastos de vivienda.

Por su parte, Jorge Tera, del sindicato de enfermería Satse, evita valorar los pluses de los altos cargos, pero aprovecha para reivindicar también una subida de las indemnizaciones por residencia. Sobre todo, en Ibiza.

Un enfermero que trabaja en Ibiza cobra una indemnización mensual por residencia de 94 euros, y un celador, 57 euros.

Consubal denuncia los pluses ante la Oficina Anticorrupción

Precisamente la asociación de consumidores Consubal ha presentado un escrito ante la Oficina Anticorrupción de Balears denunciando los pluses de los altos cargos. En concreto, lamenta la falta de control y fiscalización de estas cantidades, que en teoría son para compensar gastos de vivienda y transporte. En realidad, los altos cargos que cobran los pluses no están obligados a justificar en qué los gastan.

El presidente de Consubal, Alfonso Rodríguez, considera excesiva la cantidad, pero sobre todo, critica que estos 22.000 euros se puedan destinar a gastos que nada tienen que ver ni con vivienda ni con transporte. Rodríguez asegura que los pluses son “discriminatorios”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?