Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Decenas de afectados por la venta de los pisos de FUSARA se concentran en el Arzobispado

Alrededor de 400 personas viven con la incertidumbre de poder quedarse sin hogar después de que FUSARA, fundación gestionada por la Iglesia, vendiera sus casas a 14 sociedades mercantiles

Los vecinos afectados por la venta de inmuebles de FUSARA se concentran en el Arzobispado de Madrid /

Los afectados por la venta de viviendas de FUSARA se han manifestado esta mañana en las puertas del Arzobispado de Madrid, exigiendo una reunión urgente con el arzobispo Carlos Osoro o con otros miembros del patronato de la fundación civil como el alcalde Martínez Almeida o la Delegada del Gobierno en la Comunidad, María Paz García.

Estos 14 inmuebles fueron heredados por la Iglesia hace años para que la renta que produjeran pudiera ayudar a niños y niñas huérfanas, sin recursos y en riesgo de exclusión social. La gestora de estas casas es la fundación FUSARA, que el 30 de julio las vendió todas, pero no explica los detalles de esta operación.

Los inmuebles fueron comprados por 14 empresas creadas entre el 2 de abril y el 13 de junio de este año y con un capital de 3.010€. Todas estas sociedades pertenecen a Tapiamar Partners S.L., cuya administradora en el momento de la compra era María Elena García Pastrana, aunque días después dejó de serlo y Roberto De Juan ocupó este lugar.

Los inquilinos cuyos contratos hayan vencido ya han decidido no marcharse porque se consideran la venta irregular. Otros tienen contratos a los que se le ha aplicado una prórroga forzosa y dicen que “se temen lo peor” no saben si se van a respetar los contratos. El 29 de septiembre muchos de estos vecinos recibieron un burofax en el que se les comunicaba que sus hogares habían sido vendidos dos meses.

“Tengo dos hijas, somos una familia y la incertidumbre es total. De todas formas, no nos vamos a dar por vencidos ni por vendidos”. “Llegué de un viaje y al mes tenía que dejar el piso… me quedé en shock”. Son algunos de los testimonios de estos afectados que aseguran que se trata de un caso de especulación y alguno llega a decir que “es el pelotazo del año”.

Desde el Arzobispado aseguran que Fusara es una fundación civil con órganos de gobierno propios y que la venta no supondría que su objetivo, ayudar a niños huérfanos, cambiara, sino que se realiza para garantizar los fines de la fundación.

El registro de la propiedad no ha procedido a registrar la mayoría de las viviendas por irregularidades del proceso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?