Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

"Errores sí, mentiras no"

Las palabras de Jagoba Arrasate resumen el enfado en Osasuna por un penalti clarísimo no pitado con empate a 0 antes de que sus propios errores le condenaron en el Wanda

El VAR de nuevo protagonista en la derrota de Osasuna por 2-0 en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid. Un penalti clarísimo sobre Darko Brasanac a los 37 minutos con empate a 0 en el marcador condicionó el resto del partido. Ni el árbitro Munuera Montero lo vio en directo ni lo que es más grave, González Fuertes en el VAR. Y ahí explotaba Jagoba Arrasate erigiéndose en portavoz del Osasunismo. Y más ante las explicaciones del cuarto árbitro que les ha dicho que Darko se resbala. Jagoba denuncia que admiten los errores pero no las mentiras. Es imposible que el VAR haya podido ver un resbalón cuando no lo hay. Es penalti. Y lo que es más preocupante si el colegiado del VAR ve resbalón y no el claro penalti, ahí González Fuertes tiene un problema como mínimo de vista.

Un penalti que sin duda condiciona el resto del partido. Sergio Herrera con permiso del VAR fue el otro gran protagonista del encuentro. En su regreso a la portería, el burgalés con una gran actuación mantuvo a Osasuna con opciones. Paradas de todo tipo. Ante Morata con el pie, a remate de cabeza de Joao Félix desviando lo justo al larguero, dobles intervenciones ante Lemar y Saúl, a disparo desde lejos de Thomas. Sergio Herrera se convirtió en la pesadilla colchonera en una primera mitad en la que solo en los primeros minutos, Osasuna inquietó al Atlético. Oblak con 2 grandes intervenciones en los primeros 5 minutos evitó el gol rojillo. Un remate desde fuera del área de Rubén García lo desvió el portero lo justo a córner. Y a continuación otra de Darko Brasanac que Oblak con la colaboración del poste, impidió. Y eso por no hablar de una agresión sin balón de Felipe al Chimy Ávila a los 24 minutos de juego que tampoco nadie vio.

Y de los errores del VAR a los propios. Una falta innecesaria de Estupiñán en la banda permitió al Atleti disponer de un balón parado mal defendido por los rojillos dejando solo a Morata para de cabeza y sin saltar marcar el 1-0. Un gol que dejó tocado a Osasuna y que se encargó de rematar Saúl rompiendo por el centro a una blanda defensa rojilla.

Con el enfado por los errores propios e indignados por los del VAR, no queda otra que pasar página y antes de pensar en la visita el domingo de la Real Sociedad al Sadar, el jueves hay Copa del Rey en Lorca. Oportunidad ante un rival de tercera división como el Lorca Deportivo para los menos habituales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?