Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Birsen y Mustafá: Diez años invisibles en la calle

Mike Damanti comenzó a fotografiar a las personas sin hogar hace seis años, ahora, el objetivo de su cámara les ha unido en una amistad para toda la vida

Vamos a pasear por la Puerta del Sol, un día cualquiera. Caminamos entre la gente, algo que no es fácil, menos en estas fechas navideñas, con la gente comprando a última hora, con los turistas escapándose hasta aquí, hasta Madrid, para visitar la ciudad. En Sol nos encontramos con un hombre con barba, gorro negro sobre su cabeza, guantes que resguardan sus manos y cazadora de cuero. Es Mike Damanti, el fotógrafo de los sin techo. Podríamos decir que Mike, con ese aspecto, se puede confundir con el paisaje de la calle: de mendigos, monedas sonando en vasos, rostros que piden ayuda.

Mike viene acompañado de dos amigos a los que hace 5 años comenzó a fotografiar. Son Birsen y Mustafá. Ella esconde su pelo detrás de un pañuelo, y él se esconde detrás de un gorro de color naranja. Los tres se sientan en el suelo de la Plaza del Sol. Mike saca entonces una tarda, repleta de fresas, y pone una vela. Es el cumpleaños de Birsen, y su amigo Mike, el fotógrafo, ha querido celebrarlo con ella y le ha invitado a una tarta. Birsen tiene solo 24 años.

Ella y Mustafá son pareja, llevan 10 años en España. 10 años viviendo en la calle, siendo ellos la calle, camuflándose con el entorno, sin que los transeuntes se paren a observarlos. Solamente hablan rumano, pero chapurrean un poco el castellano, aunque aún les cuesta hablarlo. Tienen 4 hijos allí en su país, que viven con la madre de Mustafá. Intentan ir a verlos cada tres meses. En estos días navideños van a ir a Rumanía a visitarlos, y les van a llevar regalos.

Antonio Bresó

Birsen y Mustafá vinieron a España porque no tenían trabajo, aunque él trabajó como chatarerro durante un tiempo. Ahora duermen en la Plaza de España, junto a más sin techo. No pasan hambre, dicen, porque los vecinos les dan de comer y también les dejan mantas. Los dos piden en la calle, y al día, suelen conseguir unos 15 euros.

Antonio Bresó

Hablar con Birsen y Mustafá es complicado, por eso nos traduce Mónica, una amiga de Mike que nos acompaña en la charla. Y fue así, en la calle y pidiendo, cómo se los encontró hace 5 años Michael Damanti. En un principio, él solo quería hacerles una foto. "Creo que había una historia interesante ahí, igual que la hay en ti. Todos tenemos una historia interesante. Pero nadie sabía nada sobre ellos, todos tenían miedo de ellos. Quería saber por qué dormían en la calle, qué es lo que estaban haciendo. Me fascinaba cómo vestían, especialmente las mujeres. Tenía estas preguntas y nadie las había respondido. Pensé... voy a preguntarles, y fue lo que hice. Mi objetivo principal con ellos fue sacar fotos interesantes, y ahora mi objetivo es ayudar a mis amigos. Ya sea para que encuentren trabajo o reducir el racismo, eso es todo...".

Su amistad comenzó por uno de los carteles que Birsen y Mustafá. "Estaba tomando fotos de la gente, quería sacar su parte más personal... la de la gente que estaba en la calle cada día. Los únicos que estaban aquí cada día era la gente de Cobadin, en Rumanía. Me acerqué a ellos, nadie leía su cartel, era demasiado largo...". Mike les dijo entonces: "Necesitáis un cartel en inglés, por los turista. Y les hice uno. Así nos hicimos amigos"

El sueño de estos sin techo, de Birse y Mustafá, es poder conseguir una casa, pero no aquí, en España, allí Rumanía. Quieren regresar a su país para estar con sus hijos, pero para eso necesitan encontrar un trabajo. Mike, el fotógrafo, solo espera que sus amigos puedan cumplir sus sueños. "Realmente no me importa dónde encuentre trabajo, si es en Rumanía o aquí. Pero no quiero que ella duerma en la calle, mírala, es mi amiga... Su amiga Sebda estaba embaraza de 7 meses, dormía debajo de un puente y la golpearon en un ojo... Es peligroso dormir así. No soy un activista por los derechos, solo soy una persona intentando ayudar a otra. No tengo todas las respuestas, solo intento estar concienciado con esto por si alguien puede ayudar... Tampoco soy un trabajador social, solo soy una persona con una cámara".

Mike Damanti

La misma Puerta del Sol que en unos días se llenará de personas con gorros de Papá Noel en la cabeza, cotillón alrededor de sus cuellos, champán y uvas en la mano para celebrar el año nuevo. En esa misma Puerta del Sol, hace cinco años, un fotógrafo anónimo llamado Mike Damanti empezó a retratar a unos anónimos que dormían en la calle llamados Birsen y Mustafá. Un fotógrafo que no esperaba convertirse en su amigo, y que ahora dice esa palabra, amigos, con orgullo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?