Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

Sin tacones ni maquillaje, Año Nuevo de amigas en una casa rural

"No queremos pintarnos ni ponernos guapísimas", explica Mónica, una de las jóvenes que pasará esta Nochevieja con sus amigas en una casa rural. Cada año, son muchos los jóvenes que escogen este tipo de planes y cambian los cotillones por la tranquilidad de estar juntos. El Moncayo, los valles del Pirineo o Bierge, cualquier destino es bueno si la compañía lo merece.

Salir de los grandes cotillones, del bullicio y de los agobios en general. Cada año, muchos jóvenes deciden planificar con sus amigos una Nochevieja fuera de la gran ciudad y pasan la última noche del año en una casa rural. "No queremos pintarnos ni ponernos guapísimas, queremos estar en una reunión de amigas, en pijama y empezar el año juntas", explica Mónica, una de las jóvenes que este año pasará la Nochevieja en una casa rural.

Junto a nueve amigas más, Mónica pasará el 31 de diciembre en una casa rural en el municipio oscense de Bierge. Para ellas será una noche especial, pues es el primer año que se juntan para vivir el cambio de año y, además, algunas vienen de otras comunidades o, incluso, viven fuera de España. Por eso, para este grupo de amigas, lo importante es poder compartir ese momento y, en este sentido, ni siquiera el menú supondrá mucho problema. "Algunas no podemos comer gluten, otras lactosa, hay algunas veganas, así que hemos decidido que cada una se comerá lo que le apetezca, no queremos nada de entrantes, ni primeros ni segundos", cuenta Mónica entre risas.

Bierge no será, sin embargo, el único destino de estos grupos de amigos. La comarca del Moncayo y sus 20 casas rurales también recibirán estos próximos días un buen número de visitantes. "Está a tope toda la comarca del Moncayo, prácticamente todas las casas están al 100%", explica Jesús Santo Tomás, Asociación de Casas Rurales del Moncayo.

Una costumbre que, tal y como cuenta Yolanda Calavia, propietaria de la casa rural La Fabriquilla de Malón, aumenta año tras año, "llevamos varios años trabajando y al principio no venía casi gente, pero esto ha ido creciendo y estamos en un momento en el que hay muchísima demanda".

Distinto perfil de visitante encontrarán estos días en la zona de Sos del Rey Católico donde el turismo será más deportivo y de pareja. "Fin de año la verdad es que estamos muy satisfechos, rozamos el 100% y nos hemos consolidado como un destino turístico muy importante", explica Felipe Díaz, presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Sos.

Completos también en la comarca Comunidad de Calatayud donde propietarios como Piedad López de la Casa Rural Manubles en Bijuesca recibirán a grandes grupos de familias y amigos. "Este año hay más demanda que en otras ocasiones porque hasta hemos ocupado días entre Navidad y Nochevieja, así que mejor incluso que veces pasadas", afirma.

Y en los valles del Pirineo, la ocupación y la actividad económica también está siendo muy alta. Al turismo de esquí se suman estos días las grandes celebraciones y de nuevo la imagen de lleno total es evidente. Tanto, que se refleja incluso en las tiendas de deporte. "Se habla mucho del puente, pero al final son dos o tres días, la Navidad es el momento más importante y es cuando se ve un lleno total en los valles", apunta José Ricardo Abad

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?