Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Otras localidades

El sector de las artes escénicas de Castilla y León, en estado de emergencia

En diez años se ha perdido el 60% del empleo y las subvenciones de la Junta se han reducido en un 55%

Representación teatral en el Calderón de Valladolid en una imagen de archivo

Representación teatral en el Calderón de Valladolid en una imagen de archivo / Eduardo Margareto (ICAL)

Uno de los sectores más castigados por la crisis, y que aún no se ha recuperado en absoluto, es el de las artes escénicas. El panorama cambió tanto que hasta el sindicato de actores desapareció por falta de trabajadores. La Asociación de Artes Escénicas de Castilla y León, Artesa, advierte además de la falta de experiencia profesional que conlleva la alta temporalidad de los actores, que están prácticamente obligados a tener un segundo o tercer empleo para llegar a fin de mes. Tomás Martín, su presidente, ofrece datos sobre esta caída del empleo: en los últimos 10 años se ha perdido el 60% del empleo. Las compañías, que antes mantenían diez o doce trabajos fijos, han reducido sus empleados a puestos burocrácticos y sólo contratan de forma eventual los días que tienen función. "Ha desaparecido la figura habitual de contratado en las compañías de Castilla y León".

A estos problemas se añade la contratación de actores por horas, lo que acarrea aún más precariedad, y la pérdida de subvenciones, que ha caído en más de un 50% si hablamos de las gestionadas por la Junta de Castilla y León. Precisamente, a la administración autonómica, se la pide amplitud de miras: las artes escénicas tienen también su papel en la despoblación: "En el medio rural ahora mismo los niños no tienen acceso al teatro y otras disciplinas y ahí cumplimos un papel importante; ahora a los pueblos llegan sólo los grupos de aficionados, que está muybien, pero no es un producto hecho por profesionales".

Una realidad que confirma Sheila Niño, una actriz de Castilla y León que se vio obligada hace seis años a mudarse a Madrid ante la falta de oportunidades en la comunidad, con especial incidencia además en las mujeres, con menos papeles a pesar de que hay más actrices que actores.

Comenzó en 2005 a formarse como actriz, desde 2010 se dedica a las artes escénicas de forma profesional y en la actualidad forma parte de la compañía ESSERE COLPITO. Asegura que no conoce a nadie que en la actualidad pueda vivir solo de esta vocación y critica el excesivo conservadurismo de los programadores de CyL, a pesar de que el público está abierto a todo tipo de espectáculos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?