Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

Second demuestra que los viajes en el tiempo son posibles

El pasado sábado el grupo murciano ofreció en nuestra ciudad uno de los cuatro exclusivos conciertos que ha dado con motivo de la reedición de 'Fracciones de un segundo'

Second brilló en la sala Boogaclub /

Una de las apuestas para esta redacción a principios de este año que está a punto de acabar fue la de ver a los de Sean Frutos y los suyos en la cima del panorama indie-pop nacional y es algo que pudimos constatar de forma fehaciente la pasada noche. Su capacidad escalable está fuera de toda duda, pueden pasar de casi conciertos íntimos como el de la otra noche, al que darán de nuevo en nuestra ciudad en la próxima primavera dentro del cartel del Bull Music Festival.

Cuatro destinos fueron los elegidos, Madrid, Valencia, Granada y Murcia para dar forma a una noche en la que su icónico y talismán "Fracciones de un segundo" cumple 10 años. Un formato adaptado y cuidado donde poder ver con perspectiva el cambio de rumbo que supuso su irrupción y con él, el devenir de la banda.

Con todas las entradas vendidas y casi en un formato de proximidad, rozando las 23.00H salió este cuarteto con una intro instrumental, dando paso a Conocerte, el primero de casi la veintena que sonaron a lo largo de la noche, enlazando con el tema que habla sobre las complicadas relaciones de pareja, "Rodamos", otro de los pilares de este disco.

Uno de los puntos fuertes de esta banda es que su energía fluye de forma directa y amplificada a través de los micrófonos hacia el público, siendo devuelta inmediatamente por éste, creando una transferencia continua potenciada por las letras que conforman temas como "Para bien", "En el viaje" o la sorprendente "Todas la cosas", uno de los temas más anímicos posibles, un canto a alcanzar nuestras metas y sueños acompañado en una especie de apropiación de los mejores coros góspel que se nos puedan ocurrir. Como era de esperar en directo se infiltra entre el público con una capilaridad pasmosa, creando un movimiento uniforme. Como se puede leer por los títulos, fue un completo repaso por la arquitectura que conforma esta nueva visita a esas fracciones.

Sin duda uno de los momentos de inflexión de la noche llegó con una certera versión de Anabel Lee de Radio Futura, que se transforma en un nuevo ser gracias a la especial y cálida voz de Sean Frutos. Uno precioso homenaje a un tema que cumple este mes 33 años desde su creación y que pasa por ser enseña de la historia musical de nuestro país, una acertada adaptación que realizara en su momento Santiago Auseron de un poema de Edgar Allan Poe y que se pudo ver por primera vez en el genial programa de TVE, "La bola de cristal". Todo un acierto utilizar este momento para recordar "Como sería", un tema también de corte reposado y que hace un tándem especial.

Aún con la emoción aflorando por los poros de la piel y conocedores de la capacidad variable de los murcianos, las estrechas costuras que envuelven los temas íntimos estallan al comenzar los acordes de 2502 y su futurista ciber-evasión. Es a partir de este momento donde se va haciendo un ¿viaje iniciático? cogidos de su mano e interpretando temas de sus otros discos como "Primera Vez" "Nivel inexperto" o "Mira la gente.

La despedida como no podía ser de otra manera tenía que ser "Rincón exquisito", la obra que les catapultó a la primera línea hace una década, la que les cambió la vida y la que nos transporta a ese lugar que todos tenemos guardado y cuidado como un patio andaluz lleno de flores en nuestra memoria. Quizás por todo lo que significa para ellos y para la música, la mejor forma de poner un punto final a los conciertos de este año que está a punto de finalizar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?