Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Las bicicletas y los patinetes también tienen que cumplir normas

El Gobierno local de Pontevedra pretende aprobar en febrero la nueva Ordenanza que regulará la utilización de los espacios públicos, denominada también de movilidad amable. Una ordenanza que regulará la circulación de todo tipo de vehículos en calles y pistas del municipio, y que refuerza la prioridad de los peatones sobre los vehículos.

La Ordenanza regulará incluso aspectos no fijados actualmente en ninguna normativa como por ejemplo la protección acústica, sancionando por ejemplo el uso excesivo del claxon. Pero sobre todo, la nueva norma deja claro que las bicicletas y los patinetes eléctricos No pueden circular por las aceras, y tendrán que hacerlo obligatoriamente por la calzada. Una medida de obligado cumplimiento en todas las calles de la ciudad y pistas del rural que tengan velocidad inferior a 30 km por hora, según explicó César Mosquera.

La única excepción serán los niños menores de 12 años que vayan en un patinete de juguete y a menos de 6 km por hora. En este caso, sí se permitirá que cirulen por las aceras.

Patinetes y biciletas también podrán circular por las zonas de convivencia peatonal, como por ejemplo el casco histórico. Sin embargo, deberán de ajustarse a las condiciones que se fijen en la nueva ordenanza. No podrán exceder la velocidad peatonal, ni esquivar a los peatones haciendo zigzag, ni pasar a menos de 2 metros de las puertas de acceso a viviendas o establecimientos comerciales.

Esta preferencia peatonal también se aplicará en todas las pistas del rural del Concello. Los peatones tendrán preferencia sobre todo tipo de vehículos, incluidas bicicletas y patinetes. César Mosquera argumentó que el objetivo es cambiar habitos peligrosos que tienen muchos conductores en el rural.

Otro de los aspectos novedosos de la futura ordenanza municipal será la prohibición absoluta de estacionar encima de las aceras. No podrá hacerlo ningún vehículo, bajo ningún pretexto, ni siquiera para recoger o dejar a una persona enferma. César Mosquera asegura que es mejor parar un momento en plena calzada aunque se paralice el tráfico, que subir a las aceras.

La ordenanza incluye también sanciones importantes para quienes incumplan estas normas. Por ejemplo, las bicicletas y patinetes serán sancionados con 200 euros por circular por las aceras, pudiendo alcanzar incluso los 500 euros por conducción temeraria. César Mosquera dejó claro que se tomarán medidas para hacer cumplir estas normas, sin persecuciones, pero con controles; y no dudó en afirmar que habrá una dura batalla para evitar los aparcamientos sobre las aceras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?