Martes, 27 de Octubre de 2020

Otras localidades

Real Murcia

El Real Murcia logra un empate sufrido e inesperado

El conjunto pimentonero salió dormido en la segunda parte, pero tres cambios consecutivos de Adrián revolucionaron el partido en la segunda mitad para poner las tablas ante el Sevilla Atlético

Josema luchando el balón

Josema luchando el balón / Real Murcia

El Real Murcia felicitó a su afición con un partido vistoso e intenso en el Estadio Enrique Roca, únicamente en el primer tramo de la primera parte y durante los 15 minutos finales. El rival a batir el Sevilla Atlético, "un filial de Champions", tal y como aclaró Adrián Hernández en la previa. Así fue el rival, de altura y con mimbres para ponerle las cosas difíciles a los pimentoneros.

Las ocasiones más claras de la primera mitad, al menos en los primeros minutos, fueron visitantes. Se acercaron con peligro los del Sevilla, con una defensa grana que no estuvo bien posicionada, pero donde el centro del campo pudo suplir con creces las carencias. Tras sendas llegadas sevillistas, el minuto 22 fue el del prmer mazazo. Saque de esquina que lanzó Ortiz para telegrafiar una asistencia hacia la cabeza de Kibamba.

El Real Murcia tenía que reaccionar y empezó a mostrarse más serio en la conducción de balón, sin embargo la defensa mostraba cierta inseguridad en las contras, una vez más. Juanma Bravo estuvo fino en el ataque, también Toril jugando de espaldas y pidiendo la bola hasta que llegó el empate. Una jugada en el minuto 38 digna de carambola. Área pequeña con remate de Bravo, el portero llegó a tocarla, la zaga del Sevilla bajo palos y Toril, que se está ganando su sitio en el once, anotó las tablas. Así se fueron los dos equipos al descanso.

En la segunda mitad el Murcia salió con ansiedad, algo más desordenado y errático en la salida de balón, el resultado fue que tardó ocho minutos en hacer sangre el filial sevillista. Pérdida de balón en el centro del campo y una contra bien trazada, un uno para tres donde Diabaté batió por bajo a Tanis, que nada pudo hacer.

En ese momento el Real Murcia anduvo totalmente perdido y sin ideas. Momento en el que Adrián Hernández cambió a tres futbolistas de golpe. El técnico se la jugó para meter toda la pólvora arriba: Curto, Chumbi y Peque. Fue una idea fantástica porque Peque revolucionó el encuentro y Chumbi aportó la chispa ofensiva que le faltó al equipo en los últimos metros.

Para darle emoción al choque otra carambola, en esta ocasión a favor del conjunto pimentonero. Falta que lanzó Armando desde el pico izquierdo del área, mala salida del meta sevillista Lucho, que se tragó el balón, y Álvaro Rodríguez que solo tuvo que empujarla entre una maraña de futbolistas. Un empate a dos con cinco minutos de añadido donde el Real Murcia puso todo en el asador con mucha intensidad, pero de ahí no logró pasar. Agradecido punto.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?