Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

La "revolución" en el bus público que llegará casi dos años tarde

En noviembre entran en vigor las nuevas concesiones del TIB en Mallorca. Los usuarios piden mejores infraestructuras

Autobuses del TIB.

Autobuses del TIB. / CAIB - Archivo (Europa Press)

Este 2020 va a llegar a Mallorca la esperada renovación de la red de bus público. Esto sí, habrá que esperar hasta noviembre: llegará con casi dos años de retraso. Desde la Plataforma de Usuarios del TIB (Transports de les Illes Balears) están esperanzados, pero señalan que los cambios se tienen que acompañar con mejoras en infraestructuras.

A partir de noviembre se pondrá en funcionamiento lo que, según dijo en julio el conseller de Movilidad, Marc Pons, será una “pequeña revolución” del transporte público en las Islas.  Hasta ahora, las líneas se adjudicaban a empresas privadas por pequeños grupos. Ahora, habrá tres grandes grupos.

Este cambio, según explica Jaume Mateu, director general de Movilidad, hará que la red esté mejor planificada, y menos centrada en la ciudad de Palma: "Arrastramos, desde hace más de 20 años, un modelo de contratación de los servicios de transporte por carretera interurbanos que era básicamente una continuación de los servicios que había de conexión de cada pueblo con Palma. Lo que decidimos en su momento, al tener la oportunidad de cambiarlo todo de arriba abajo, era cambiar la manera como diseñamos estos servicios".

Además, se aumentarán un 50% las frecuencias, y se renovará la flota de autocares, y los horarios de invierno y verano serán prácticamente los mismos.

Esto sí, la "revolución" llegará en noviembre, con casi dos años de retraso. En diciembre de 2018 finalizaron las anteriores concesiones, y a principios de 2019 se tenían que poner en funcionamiento las nuevas. Pero los plazos se han ido ampliado por los numerosos recursos judiciales de las empresas perdedoras del concurso público.

Marc Crespí, presidente de la Plataforma de Usuarios del Tib espera que muchos de los problemas actuales se solucionen con los cambios de noviembre. Pero pide más inversión en infraestructuras, que permitan, por ejemplo, la creación de carriles separados para los autocares: "Serían una solución bastante viable para solventar los problemas tanto de puntualidad como para evitar los atascos en las entradas de Palma". Desde el Govern señalan que la construcción de este tipo de infraestructuras es competencia del Consell.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?