Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

ELABORACIÓN DE LAS CUENTAS

La oposición critica la lentitud del gobierno de Bugallo con los presupuestos 2020

Desde el Partido Popular hablan de "un año perdido", mientras que los nacionalistas lamentan la "desidia" del ejecutivo local. El alcalde indica que la ronda de consultas comenzará el viernes

Sánchez Bugallo en una rueda de prensa

Sánchez Bugallo en una rueda de prensa / Concello de Santiago

La oposición del Ayuntamiento de Santiago de Compostela ve con preocupación la falta de noticias con respecto a los presupuestos del 2020. El Partido Popular y el Bloque Nacionalista Galego reanudan el curso con duras críticas al equipo de gobierno por el retraso de las cuentas, mientras que el alcalde se escuda en la "complicada" situación con la que entraron al gobierno, saca pecho por aprobar dos presupuestos en seis meses (los técnicos y los de 2020) y avanza que comenzará una ronda de consultas el viernes.

El viceportavoz del Partido Popular en el concello, Ramón Quiroga, expresó el "disgusto" de su formación por "no poder hablar todavía de presupuestos". Los conservadores entienden que el gobierno "no va al ritmo que corresponde" y que "parecen estar en los 90", cuando había "exigencias distrintas a las de hoy en día". En opinión de Quiroga, es "prácticamente un año perdido".

Argumentó que "en estos siete meses no se ha hecho casi nada", con dinero que no se destina a inversiones y sin noticias de "las urgencias de las que hablaban en agosto", en referencia al plan director del Xacobeo, al plan Estratégico para Santiago, al de turismo, a la intergración de Conxo o los usos de la parcela de Peleteiro.

Quiroga explicó que, poco antes de la rueda de prensa, habían recibido una llamada del gobierno local, emplazando a los conservadores a una reunión que tendrá lugar la semana que viene (concretamente el lunes). Los conservadores están dispuestos a "ayudar" y a una "colaboración institucional", tal y como hicieron facilitando la aprobación de los presupuestos técnicos en verano, pero que no quieren volver a sentirse "engañados", como ocurrió con las ordenanzas fiscales".

Quieren una negociación "transparente" y propondrán que se incluyan indicadores económicos en las cuentas de este año, de modo que se sepa a qué se van a destinar las diferentes partidas. "No vamos a permitir partidas genéricas y no saber en qué se gasta el dinero", profundizó.

La portavoz municipal del BNG, Goretti Sanmartín, también se mostró contrariada por no haber recibido, ni siquiera, un borrador de los presupuestos pasadas las vacaciones de Navidad. Así, tildó de "desidia" la actitud del ejecutivo socialista, y lamentó que se reproducirán "los mismos problemas de siempre".

Sobre la llamada que también ellos recibieron para reunirse con los socialistas (en su caso será el viernes) afirmó que le parece "escandaloso" que no esté acompañada de un borrador de las cuentas que permita conocer las intenciones del gobierno de Sánchez Bugallo.

Para Sanmartín, el retraso acumulado y el tiempo que lleva tramitar las cuentas hará imposible que estén listas antes de marzo, por lo que habla de "un trimestre perdido". "Es un gobierno poco rápido y poco ágil", lamentó.

El viernes comienzan las reuniones

En Hoy por Hoy Santiago, el alcalde de la ciudad, Xosé Sánchez Bugallo, avanzó que este viernes comenzará la ronda de consultas con los partidos de la oposición. En primer término, Sindo Guinarte y Marta Abal, que representarán al gobierno en las negociaciones, se sentarán con el BNG y con Compostela Aberta, y el lunes harán lo propio con el Partido Popular.

Bugallo negó que el orden elegido se tratase de una cuestión de preferencias, y recordó que, tal y como está configurada la aritmética del pleno, necesita el apoyo o la abstención de Compostela Aberta o del PP.

El regidor respondió a las críticas recordando que son de los pocos gobiernos capaces de sacar adelante dos presupuestos en menos de medio año, en referencia a los técnicos que consiguió aprobar en verano, y a los de 2020 que quiere tener listos lo antes posible.

También se escudó en la "complicada" situación en la que accedieron al gobierno hace ya siete meses, y se mostró sorprendido por las críticas de los conservadores. Considera que, teniendo en cuenta cuá fue su gestión entre 2011 y 2015, no están legitimados para dar "lecciones".

Sánchez Bugallo no cree que de las primeras reuniones vaya a salir un acuerdo concreto, pero sí que permitirá ver por dónde van las posturas de los partidos de la oposición. No descarta el entendimiento con ninguna fuerza, y tampoco la ruta de la moción de confianza.

Su intención es poder llevar los presupuestos al pleno de final de mes, previsto para el 30 de enero, o si no, convocar uno extraordinario para principios de febrero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?