Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 21 de Enero de 2020

Otras localidades

Una pareja, investigada por estafar a 37 pacientes en silla de ruedas

Los encausados prometían a las vícitmas, la mayoría menores de edad, que volvería a andar con un tratamiento de células madre

Un niña en silla de ruedas junto a su padre. / ()

Las Palmas de Gran Canaria

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Arucas (Las Palmas) ha abierto un proceso penal formal contra Santiago S., el gerente del hoy clausurado centro de rehabilitación Los Picachos -ubicado en la localidad grancanaria de Firgas- y contra su esposa, Florencia G., a los que imputa indiciariamente la presunta comisión de delitos de estafa e intrusismo.

Según el juez instructor, ambos idearon y ejecutaron un plan con el que lucrarse de forma ilícita mediante la captación de personas con patologías neuro degenerativas para, aprovechándose de su desesperación para volver a caminar, ofrecerles un tratamiento terapéutico con células madre. Sin embargo, el tratamiento consistía únicamente en masajes y técnicas de rehabilitación dispensadas por los encausados y los empleados del centro que desconocían los planes de los estafadores.

Las investigaciones comenzaron en 2011 aunque las sospechas surgieron tres años antes cuando el Servicio Canario de Salud llegó a retirar la subvención como centro concertado. Aún así, el investigado a sabiendas de su falsedad, se arrogó la representación en España de una prestigiosa empresa estadounidense especializada en el uso de células madre para la recuperación de la movilidad en extremidades inferiores.

Para difundir el tratamiento se valieron, de la prensa, foros y página web, recibiendo peticiones de familias incluso de la península, la mayoría con menores de edad en silla de ruedas o andador. El juez contabiliza a un total de 37 víctimas del engaño que llegaron a firmar un contrato por el que debían abonar en un primer pago más de 3.000 euros y 400 euros mensual hasta finalizar el tratamiento que en realidad consistía en inyectar la hormona del crecimiento a los pacientes. Ante las quejas de los usuarios por la falta de avances en sus patologías los afectados denunciaron los hechos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?