Jueves, 06 de Agosto de 2020

Otras localidades

La seguridad de las obras sin fin del Metro de Gran Vía ya ha costado casi el doble de lo previsto

La Consejería de Transportes ha gastado ya más de 445.000 euros solo en la seguridad de esos trabajos. El contrato, que tenía una duración estimada de 14 meses, se ha tenido que prorrogar por el retraso en unas obras a las que nadie se atreve a poner aún fecha de finalización

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso,

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, / Óscar Cañas - Europa Press (EUROPA PRESS)

Cristina Cifuentes anunció en 2017 el proyecto para unir la estación de Metro de Gran Vía con los pasillos de Cercanías de Sol, que discurren justo por debajo de la Calle Montera. Los trabajos iban a llevar 12 meses, pero cuando se iniciaron -en verano de 2018- Cifuentes ya había abandonado la Puerta del Sol. Las bocas de Metro de la emblemática estación cerraron un 20 de agosto de 2018 y al frente del gobierno de la Comunidad estaba Ángel Garrido. Caprichos del destino: el mismo día en el que vencía el plazo para acabar esas obras; Garrido tomaba posesión -ahora en representación de Ciudadanos- como nuevo consejero de Transportes.

Casi 17 meses después de que se cortara el acceso a los andenes de Gran Vía, la obra sigue empantanada. Nadie se atreve a ponerle una fecha de finalización y desde la Consejería solo se ofrece una aproximación. “Se prevé que esté terminada a lo largo de este 2020”, dicen esas fuentes. Mientras tanto, los costes van en aumento. Un ejemplo es la factura en inspección, vigilancia y seguridad de esos trabajos. La Consejería de Transportes se la encargó en marzo de 2018 a la empresa privada UTE LRA – LCA Gran Vía por un importe de 247.120,04 euros y un periodo de 14 meses, pero esa cifra prácticamente se ha duplicado, tras la prórroga del contrato.

El recibo asciende ya a 445.759,49 euros y puede seguir aumentando. La cláusula tercera de ese documento especifica que el plazo será “en todo caso, el de duración de la obra objeto de inspección y vigilancia más dos meses”. De momento la extensión actual llega hasta el 17 de mayo.

Los 54.000 pasajeros que usaban a diario la emblemática estación siguen a la espera y sin saber exactamente qué retrasa tanto las obras. La Consejería insiste en que encontraron restos de las antiguas instalaciones de la estación -obra del arquitecto Antonio Palacios-, pero no conocemos qué planes tiene la Comunidad para ellos. Esas fuentes explican que los vestigios ocultos en el gigantesco cráter de la confluencia de Gran Vía con Montera han obligado a cambiar la técnica constructiva, que es ahora más cara y lenta, al tener que trabajar sobre infraestructuras antiguas preexisentes. Paralelamente crecen las aglomeraciones en las estaciones próximas, como se ha visto especialmente durante la Navidad. Mientras la demanda en el conjunto de Metro creció por debajo del 5% en 2018, en estaciones como Callao esa cifra se triplicó holgadamente y superó el 18%. Y ha seguido creciendo en 2019 a mayor ritmo incluso. Según datos facilitados por la Consejería de Transportes, Callao cerró el año pasado con un aumento de viajeros del 24,95%.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?