Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

'El Marchena', tras su detención: "Antes de que llore mi madre, que llore la suya"

El principal acusado por la muerte del joven 'Camarón' del barrio del Saladillo reconoció la autoría antes de conocer el fallecimiento

Sala de vistas de la Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial de Cádiz durante el transcurso de la sesión del juicio por el fallecimiento del joven 'Camarón'. /

"Antes de que llore mi madre, que llore la suya". Esa fue la frase que espetó a los policías Manuel Benítez Marchena tras ser detenido por la supuesta autoría de la muerte del joven Francisco Rodríguez Camarón en el barrio del Saladillo de Algeciras en agosto de 2017. Los testigos de la segunda sesión del juicio por el fallecimiento de Camarón han coincidido en su mayoría en que Marchena se encontraba en pleno uso de sus facultades mentales.

La jornada se ha celebrado en la Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial de Cádiz con las declaraciones de siete funcionarios policiales, la limpiadora del inmueble en que residía la familia de Marchena y la hermana del joven Camarón. Las sesiones del juicio se prolongarán hasta el próximo viernes en que se conocerá el veredicto del Tribunal del Jurado.

El testimonio más extenso ha sido el del inspector jefe del grupo de Delitos contra las Personas de la UDEV en Algeciras. El oficial ha recordado las pesquisas realizadas en el verano de 2017 una vez que recibieron aviso de una reyerta en El Saladillo. "Nos personamos en el lugar después de los compañeros de Seguridad Ciudadana y hablamos con el padre, J. C. B., y Manuel Benítez. Les dijimos que si no nos decían quién era el responsable los dos vendrían detenidos como coautores. Fue ahí cuando Manuel me dijo que había sido él, que no podía soportar que le pegaran a su padre y que antes de que llorara su madre que llorara la del otro", ha expresado el funcionario. El inspector jefe ha explicado que al llegar vieron una multitud de personas arrojar objetos a la vivienda de la familia del acusado y que estos, en respuesta, lanzaban desde una ventana cuchillos.

Al testimonio del responsable del subgrupo de la UDEV se han sumado los del jefe accidental de la Policía Científica a la sazón, el inspector de la Unidad Prevención y Reacción, el secretario de las diligencias y tres agentes que por entonces prestaban servicio en la Comisaría Local de Algeciras.

La Fiscalía considera los hechos típicos de un delito de asesinato tras valerse Marchena de la indefensión de Camarón al asestarle, según el escrito del fiscal, tres apuñaladas por la espalda. A esta tesis se adhiere la acusación particular y la defensa pide la calificación de los hechos como un homicidio con las atenuantes de enajenación mental y estado toxicológico.

El Código Penal contempla para el delito de asesinato una pena de prisión que contempla una horquilla de ente 15 y 25 años. Para el delito de homicidio se especifica una prisión de 10 a 15 años.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?