Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 29 de Enero de 2020

Otras localidades

Expertos advierten: Las intoxicaciones por mala combustión se dan con independencia del material quemado

La prevención es la manera de evitar los peligros mediante sistemas de autoventilación y revisiones periódicas

Una intoxicación por monóxido de carbono puede producirse con cualquier tipo de combustible, tanto leña en chimeneas y braseros como gas o fuel oil en calefacciones y termos. El nexo común es una mala combustión sea cual sea el material quemado. La prevención es la manera de evitar los peligros mediante sistemas de autoventilación y revisiones periódicas.

La reciente muerte de una persona y su pareja ingresada por intoxicación por monóxido de carbono se suman a los múltiples casos que acaban en tragedia por mala combustión. Un peligro del que no está exento nadie como señala el portavoz de los bomberos de Palma, Rafael Bonnin, ya que el tipo de combustible no afecta, la producción de monóxido de carbono se produce cuando falta de oxígeno a la hora de la reacción química para producir calor.

Para evitar el peligro, prevención: revisiones anuales en las que un técnico hace medición de gases y comprueban el color de la llama. Y si nos damos cuenta que hay una mala combustión, tendremos síntomas parecidos a una gripe, llamar a los servicios técnicos o a través del 112 ponerse en contacto con los bomberos.

Señala Bonnin que hay que apagar aparatos y abrir puertas y ventanas. De hecho, siempre tendrían que estar un poco abiertas para que recircule el aire. Y es que el monóxido de carbono es inodoro, incoloro e insípido por lo que detectarlo es muy difícil, aunque nuestro organismo si lo detecta fácil ya que los hematíes absorben con más facilidad el monóxido que el oxígeno, produciéndose la intoxicación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?