Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 27 de Febrero de 2020

Otras localidades

Tribunales

Los forenses aseguran que el joven 'Camarón' del Saladillo murió de una puñalada en la espalda

Los expertos en medicina legal arguyen que el cadáver no presentaba signos de defensa ante la agresión

Un momento del juicio por la muerte del joven 'Camarón' de la barriada del Saladillo de Algeciras.

Un momento del juicio por la muerte del joven 'Camarón' de la barriada del Saladillo de Algeciras. / Cadena SER

Los forenses que practicaron la autopsia al joven Camarón de la barriada del Saladillo de Algeciras han asegurado que murió de una puñalada en la espalda. Los peritos han explicado que el cuerpo no presentaba signos de defensa y las dos heridas restantes eran de menor importancia: un corte en un brazo y una incisión sin profundidad en la pelvis.

La Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial de Cádiz ha celebrado la prueba pericial del juicio por la muerte de Camarón en el residencial Las Gardenias el 25 de agosto de 2017 supuestamente a manos de Manuel Benítez Marchena.

Los doctores Moreno y De Andrés han argumentado que el cadáver tenía, además, lesiones diferentes a las de arma blanca, que podrían haber sido ocasionadas por un objeto contundente como una barra de hierro. La herida mortal de Camarón se produjo desde una posición lateral, pinchó la aorta por la zona intercostal de la espalda paralela al diafragma y provocó un desangramiento, según el testimonio de los peritos.

Las peticiones de homicidio con atenuación de la pena por enajenación mental y adicción a las drogas de la defensa se han debilitado tras los testimonios de los facultativos toxicológicos quienes han detallado la imposibilidad de precisar si Marchena cometió el delito sin plena conciencia. Los profesionales practicaron al acusado un procedimiento psiquiátrico y un test de personalidad, a los que respondió con evasivas y exageración, según han detallado los facultativos.

El Tribunal de Jurado ha visionado las grabaciones de las cámaras de seguridad del residencial Las Gardenias. Se trata de dos cintas que recogieron lo sucedido en el exterior y el interior del bloque en que residía la familia Benítez. El acusado ha seguido con interés la reproducción de los vídeos y ha comentado la proyección con su abogado en casi una decena de ocasiones.

A la vista le resta la exposición de los informes de las partes y la confección del objeto del veredicto sobre el que los miembros del jurado deberán pronunciarse. La Fiscalía y la acusación particular solicitan una pena de 25 años de prisión por asesinato para Marchena y una multa de 9 euros diarios durante 3 meses para su padre, J. C. B., por un delito de lesiones leves. El Ministerio Fiscal y la acusación requieren una indemnización de 130.000 euros a la hija del fallecido, 65.000 euros para sus padres y 15.000 euros a sus hermanos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?