Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

Carnaval de Tenerife

Las cuatro murgas de este decenio

Bambones, Mamelucos, Diablos y Zeta Zetas se han repartido los primeros premios de las últimas nueve ediciones del concurso de adultas

Los Bambones, a comienzos de la década.

Los Bambones, a comienzos de la década. / Cadena SER

Con el inicio de la venta de entradas -prevista para este viernes- arranca también la cuenta atrás para el concurso más esperado de los Carnavales chicharreros. Tanto es así que la organización ha decidido que las primeras localidades en ponerse en circulación sean las de fases y final del certamen de grupos críticos, a sabiendas de que serán también las primeras en agotarse. Así pues, el servidor funcionará en exclusiva para el concurso murguero en sus primeras horas de actividad.

A dos semanas del arranque de las preliminares, en todas las quinielas al Primero de Interpretación figuran -porque se lo han ganado a pulso- cuatro murgas por encima de las demás. Son las únicas que han pisado lo más alto del podio desde que arrancó el decenio: Bambones, en tres ocasiones (2012, 2013 y 2014), Diablos en un par no consecutivas (2011 y 2015) y las dos grandes dominadoras de los últimos cuatro años, que son Mamelucos (2016 y 2018) y Zeta Zetas (2017 y 2019), que se han turnado en paladear las mieles del éxito

Las cuatro formaciones que han dominado el concurso en esta década murguera vencieron siempre fieles a su propio estilo. Ninguna de ellas tuvo que volverse comercial o renunciar a sus postulados para ganar, aunque cierto es que en los últimos tiempos se impone salirse de lo habitual para triunfar. Lo hizo Mamelucos con su dueto con Sarymánchez, lo mismo que Zeta Zetas con su croma o su teletransporte.

Los Bambones

Bambones se impuso en 2012 con temas memorables: 'Los recortados' les valió para ganar también el Criticón y 'La última canción' les situó al mismo tiempo al final del mundo y al inicio de su reinado. Fueron geniales hasta cuando dejaron al canarión fuera del arca de Noé por <<bicho raro>>. Y a continuación hicieron un repaso por su propio repertorio para remarcar que no se arrepintían de nada, tampoco de <<cantar a Las Teresitas y su pelotazo>>.

2013 fue otro gran año bambón con una final antológica, entre "Los bancos" (<<te prestaban dinero... y ahora estos cabrones no dan ni los buenos días>>) y "Los jeques" (<<cada barrio tendrá su tren, escollera no tendrá San Andrés... pero coño, tendrán un tren>>). Su terceto de Primeros lo cerraron al año siguiente con "La generación perdida", un excepcional duelo entre los jóvenes capitaneados por Nuacet Jerez y los mayores que dirigía Primi. No fue su único tema para recordar, pues también se manifestaron y le hicieron una oda a la Refinería.

Ha sido un decenio de gran repertorio, éxitos, la opción perdida de hacer historia con cuatro primeros consecutivos -lo que nadie ha logrado- y la experiencia amarga de quedarse sin final hace dos Carnavales. Pero en 2019 volvieron por sus fueros y este año prometen volver a dar luz a su palmarés. Sin rebajar un ápice su crítica ni bajarse un peldaño de su apuesta por un estilo.

Diablos Locos

Su 50 cumpleaños es una buena ocasión para reverdecer laureles. Ganaron en 2011 con un discutido fallo en la última final del Heliodoro, a la que llevaron a 'Los Canteritos' y la 'Escuela Brasileira'. Y cuatro años después con la conocida como canción de las tetas, 'De mujer a mujer'. Un gran final les valió para romper las quinielas y situarse primeros. <<Ya no soy el hombre que fui ayer. Te hablaré de mujer a mujer. Porque lo que tiene una mujer no es solo tetas, culo... ¡chos, qué loba! Quien vea eso es un pollaboba>>. Pusieron en pie al Recinto y se llevaron al jurado de calle. De este modo lograron lo que 'El Maestro' Víctor Asensio considera un hito histórico: ganar también cuando puntuaban fases y final en el reparto de los premios.

No obstante, para los trónicos éste ha sido el decenio de 'La Fasnia', el mejor tema de su historia y el más aplaudido, pero que sin embargo no les valió para triunfar por una fase irregular que les lastró sobremanera. De hecho, aquella vez estuvieron a punto de quedarse sin final. En 2020 aspiran a quebrar su sequía de premios grandes, pues lo único que han rascado en las últimas ediciones son un par de accésit.

Los Mamelucos

La década que ahora acaba ha sido para Mamelucos la del resurgir. Unos nuevos Mamels asomaron la cabeza en el podio en 2012 y 2013 de la mano de Xerach Casanova en la dirección y en los arreglos musicales, con el indiscutible peso de las letras de Airam Bazzocchi desde que se produjo su fichaje, sello de calidad en el salto a la cúspide.

Los últimos años han sido de duelos reñidísimos con Zeta Zetas. De hecho, el 'vis a vis' entre los de la Casa del Miedo y los de La Salud ha sido hegemónico hasta el punto de que se han turnado en lo más alto entre 2016 y 2019.

Los 'Mamels' ganaron reinventándose, sonando muy bien y apostando tan fuerte como cuando unieron sus voces a las de Sarymánchez. Fue un tema para la historia del concurso murguero, con la fusión con un grupo de Las Palmas que hizo levitar al Recinto. Antes, fueron mágicos con sus cuatro temas del 16. Con la grada, llevaron su propio nombre al libro de los éxitos. <<Soy récord Guinness de gente que en semáforos te limpia los cristales>>. Geniales. Para escucharlos una y otra vez. Vienen de un Segundo de Interpretación que les supo a poco porque aspiraban a disfrazar a todo el Recinto... y se quedaron a medias. Pero ojo a su currículum, que en esta década ya han subido al podio seis veces.

Zeta Zetas

A Javi Lemus corresponde el mérito de haber convertido a la murga Hacendado de Bambones en un grupo ganador del concurso hasta en dos ocasiones. Descorcharon su palmarés de Primeros en 2017 con el teletransporte y, cuando parecía imposible repetir, lo hicieron por la puerta grande con su croma del 19. La primera vez que se disfrazaron de triunfadores pareció que cantaban en el Hospital, o a las puertas de la Universidad... y el año pasado hasta se permitieron el lujo de conectar con los Canarios Sin Alas. Fue un momento único para cerrar una final memorable. Han hecho de la innovación su huella. Cada año dan una vuelta de tuerca más a su propio manual de estilo. Ahora con nuevo director musical (Richard Casanova), su éxito seria volver a reinventarse. Y seguir coleccionando premios desde su particular manera de entender el género murguero. Que es distinta, pero también vale.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?