Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España
Violencia machista

Piden 27 años para un hombre que tuvo sometida durante 40 días a una menor

Este lunes comienza el juicio en la Audiencia de Valencia

Fachada de la Audiencia Provincial de Valencia

Fachada de la Audiencia Provincial de Valencia / Europa Press

Un hombre que tuvo dominada durante 40 días a una chica de 13 años, para tener durante esas fechas relaciones sexuales con ella, someterla a malos tratos y amenazas e inmiscuirse en sus comunicaciones por la red de Instagram y la aplicación Whatsapp, se enfrenta a una petición de 27 años de prisión por los diferentes delitos de los que es acusado.

Junto a la citada pena por delitos de agresión sexual, malos tratos, amenazas, descubrimiento y revelación de secretos y contra la integridad moral, el fiscal pide más de veinte años de alejamiento del acusado hacia la víctima y una indemnización de 60.000 euros por los daños morales causados.

Los hechos ocurrieron en Xàtiva (Valencia) durante los meses de noviembre y diciembre de 2016, cuando la menor tenía 13 años y el acusado, Manuel G.M., que es mayor de edad, mantuvo una relación con ella que duró 40 días, durante los cuales cometió los citados delitos, según el escrito de acusación del fiscal para el juicio que se celebrará el próximo lunes en la Audiencia de Valencia.

Así, según el fiscal, el acusado, que sabía que la niña era menor de edad, "con la finalidad de tener un control y dominación absoluto sobre ella", mantuvo con la joven relaciones sexuales varias veces al día durante el tiempo que duró la vinculación entre ambos, período en el que la amenazó físicamente e incluso llegó a pegarle en la cara y empujarla, además de gritarle expresiones como "no vales nada" y prohibirle salir con sus amigas.

"El procesado, sin su consentimiento y con ánimo de atentar contra la intimidad de la joven, además de como expresión de su superioridad sobre la mujer, controlaba las comunicaciones telefónicas de la menor, leía sus mensajes de Whatsapp, veía los contactos que tenía, le borraba algunos de ellos, le bloqueaba otros y se hacía pasar por ella en determinadas conversaciones. En ocasiones la obligaba a borrar todos los contactos de chicos que tuviera", señala el fiscal en su escrito.

Una vez terminada la relación -cuando la chica, alertada por todo lo que venía sucediendo, por fin lo decidió- se hizo pasar por ella en el perfil social de la menor en Instagram, porque la había obligado a suministrarle sus claves, y publicó mensajes ofensivos para la imagen de la víctima. Además, desde su propio perfil de Instagram, lanzó mensajes de amenaza hacia ella.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?