Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Antón Sánchez: "Percibo en la calle un clamor para acabar con diez años de gobierno de Feijóo"

El portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, cree que las elecciones autonómicas serán la “oportunidad” de “acabar con estos diez años tan nefastos del gobierno Feijóo, que fueron letales para muchos sectores del país”. “Yo percibo en la calle, entre la gente del espectro de izquierdas, que es un clamor, una condición necesaria aunque no suficiente” para “provocar un cambio en las políticas de la Xunta”. “Como hubo tanto retroceso, hay mucho trabajo que hacer y debemos estar a la altura de esa responsabilidad”.

En un entrevista en la Cadena SER, Sánchez recordó que, en Galicia, el PP “ha sido derrotado en distintas convocatorias electorales en los últimos años” y que existe “una mayoría social que quiere un cambio y que hay que traducirla en la esfera política”.

Esa “oportunidad” de la que habla afecta “globalmente” a toda la izquierda y por eso está seguro de que no habría problema para un pacto de gobierno si el PP perdiese la mayoría absoluta. “Hay una conciencia de que la alternativa tiene que ser plural y diversa y de que el entendimiento tiene que venir en base al diálogo y a unos acuerdos en los que habrá que pactar unos mínimos”.

La actividad en el Parlamento de Galicia demuestra que esos “mínimos” son “bastante amplios”. “Hay muchas coincidencias y mucho que hacer; revertir el ataque de un gobierno que utiliza las instituciones desde dentro para socavar lo público y, por lo tanto, las posibilidades de igualdad en la sociedad”.

La Cámara gallega es un lugar donde “visualizar” esa alternativa. “Sé que el sentir de los otros grupos va a ir por ahí en estos últimos meses de gobierno Feijóo”. Con “independencia” de sus diferencias, “la gente tiene que saber que somos capaces de ponernos de acuerdo para hacer frente al mal mayor”.

Sobre las fechas de las elecciones, el portavoz nacional de Anova desea que se convoquen “cuanto antes”. “Estos días estamos viendo cómo el PP quiere sacar adelante unas reformas legislativas y normativas para, antes de perder el gobierno, dejar atados y bien atados determinados intereses para los que trabajaron estos años”, como la Lei de Ordenación do

Territorio o la “posibilidad” de una nueva Lei de Avaliación Ambiental. “Son pasos atrás”, por eso” cuanto antes se produzca el cambio, mejor”.

LA INFLUENCIA DE MADRID

La formación de un gobierno de progreso en Madrid deja un “mejor escenario” para la izquierda de cara a las elecciones autonómicas que el que hubiese habido si esa posibilidad se “frustrase” de nuevo. Sánchez tiene claro que “debió de ser en abril” cuando se alcanzase este acuerdo, ya que los resultados lo permitían. “Lo que se hizo ahora fue respetar esa voluntad mayoritaria y hacerle frente a una ultraderecha que no se puede calificar de otra manera después de ver sus discursos en la investidura, autoritarios y antidemocráticos, que nos llevan muchos años atrás”.

Asume el riesgo de que, si el gobierno no funciona, eso repercuta en las posibilidades de la izquierda en Galicia. “Esperemos y deseemos que salga lo mejor posible”. Para eso harán falta “cambios en la forma de hacer política en el Estado”, empezando por contar con “una mayoría muy diversa”, lo que incluye a fuerzas nacionalistas e independentistas de izquierda “a las que se les practicó un cinturón sanitario”. “Requerirá entendimiento entre los diversos y eso creo que es positivo”.

Anova no participó en las dos últimas convocatorias de elecciones generales y falta por saber qué hará en las autonómicas. Sánchez recuerda que su asamblea aprobó una doble vía. “El relanzamiento de un proyecto político republicano y rupturista, necesario para este país, que no tiene que coincidir con los tiempos electorales” y los comicios gallegos, donde “apostamos por alianzas amplias a la izquierda del PSOE”.

Esos contactos corren a cargo del responsable de Relacións Políticas, el exalcalde de Santiago, Martiño Noriega. “A su debido tiempo se irá comunicando el resultado de ese proceso” paralelo a la “reconstrucción” del espacio rupturista ya que “hay mucha gente que en algún momento confió en las fórmulas de la unidad popular, que no estaba en ninguna de las organizaciones, y que se ha quedado huérfana de una alternativa política”.

Sánchez cree que hay “espacio” para que Anova crezca porque “tenemos una función que cumplir”. “Las fórmulas por las que apostamos de superar ciertos marcos tuvieron buen eco en la sociedad, el balance general fue positivo y creo que tenemos que incidir en eso”.

“La sociedad sabe que para transformar realmente sus vidas y alcanzar una mayor justicia social hay ciertos marcos que en este régimen limitan las

posibilidades. Anova apuesta por romper esos marcos y abrir procesos constituyentes. Sabemos que es un horizonte, que no tiene por qué ser ni siquiera muy cercano, pero sabemos que la gente sabe que para hablar de crisis climática, de otro tipo de relaciones laborales o de políticas económicas, hay que romper alguno de los marcos que nos tienen sometidos incluso en las instituciones públicas”.

Eso, dice “está en la sociedad y en los movimientos muy vivos que luchan por la sanidad pública de calidad, porque no nos expolien nuestro territorio, porque haya derechos laborales, de libertad de expresión...”. Para Sánchez, “el trabajo de Anova es conseguir que se convierta en una alternativa política hegemónica”.

Lo que rechaza es retornar al seno del BNG. “Los textos de la asamblea dicen que no, que tenemos que dialogar con todas las fuerzas a la izquierda del PSOE. Esa es la línea de Anova, más bien relanzar un proyecto que hacer otro tipo de cambios”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?