Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

A Coruña

El cuerpo de Diego Bello llega a Madrid y su caso ya lo investiga la Audiencia Nacional

En Madrid se le practicará una segunda autopsia

El cuerpo de Diego Bello, el joven coruñés que murió abatido a tiros por la Policía de Filipinas, ha llegado este sábado a Madrid, vía Dubai. Así lo ha confirmado uno de sus familiares cerca de las 13,30 horas de esta tarde, cuando también ha destacado que "ahora empieza la segunda parte, la búsqueda de justicia" para el fallecido.

Inicialmente, estaba previsto que el cadáver llegase a la capital española el domingo, aunque desde la familia ya se apuntó que se estaba tratando de adelantar la llegada al sábado, una vez que la embajada española formalizó todos los trámites ante las autoridades filipinas.

Ahora en Madrid se le hará una autopsia en el Anatómico Forense, según han indicado desde la familia a Europa Press. Será la segunda realizada al cuerpo tras la encargada por la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas.

En concreto, la familia ha confirmado que, tras tener constancia de la muerte de Diego Bello, presentó una denuncia en un juzgado de A Coruña que, a su vez, la remitió a la Audiencia Nacional por ser el competente en este caso. También han indicado que la nueva autopsia ha sido "ordenada" ahora por una jueza de este tribunal.

Diego Bello murió a tiros en medio de una supuesta operación policial contra el narcotráfico. En ese momento, el cuerpo de seguridad filipino aseguró que el joven coruñés, con negocios en la isla de Siargao, pertenecía a una red de venta de drogas.

Familia y amigos niegan las acusaciones de la policía filipina

Tanto su entorno familiar como de amigos negaron después tajantemente que Diego Bello pudiese tener cualquier tipo de relación con el narcotráfico.

"Mucho menos con el tráfico de estupefacientes o tenencia de armas, de los cuales se le acusó inicialmente, y muestra de ello es su falta de antecedentes", precisaron en un comunicado remitido por la familia, que ha insistido en que luchará "hasta el final" para que se esclarezca lo sucedido.

Las acusaciones contra el joven de una supuesta relación con el narcotráfico y armas por parte de los agentes filipinos para justificar su acción se caen por su propio peso y todas son mentira, según señaló su hermano, Bruno Bello, en Hoy por Hoy A Coruña.

La embajada española en Filipinas, Amnistía Internacional, la Xunta y la Delegación del Gobierno en Galicia han arropado a la familia y han reclamado una investigación que aclare las circunstancias de la muerte del joven.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?