Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Real Zaragoza

Ganando bajo la lluvia

El Real Zaragoza con un gol de Javi Puado mediada la segunda mitad consiguió una victoria que le permite seguir la estela de los equipos implicados en la pelea por el ascenso directo antes de disputar la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey contra el Real Madrid

Puado celebra con sus compañeros el gol de la victoria

Puado celebra con sus compañeros el gol de la victoria / Real Zaragoza

Víctor Fernández hizo hincapié antes del último entrenamiento de la semana en la importancia de aparcar la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey que disputará el miércoles contra el Real Madrid porque se iba a medir con un rival directo, otro más, en la lucha por el ascenso a primera división.

El técncio recuperó para el once a Alberto Soro que ya tuvo minutos frente al Mallorca apostando también por Álex Blanco en el equipo titular en lugar de James.

En el otro banquillo Luis Carrión movió dos piezas con respecto al equipo que venció al Sporting dando entrada a Gus LJedes y Marc Matéu.

La lluvia volvió a hacer acto de presencia pero la afición blanquilla respondió una día más a la llamada del equipo, antes de reventar la grada de la Romareda contra el Real Madrid.

El Zaragoza saltó al partido muy enchufado y Javi Puado en los diez primeros minutos dispuso de dos buenas llegadas pero sus disparos salieron desviados. Al Numancia le costaba tener la pelota pero enseguida se asentó y comenzó a dominar el balón para llegar con peligro a la meta de Cristian Álvarez.

De hecho, Hignio, tras firmar una gran jugada individual, estrelló el balón en el palo derecho de la portería blanquilla y el rechache y con todo a placer, lo desperdició Calero.

El Zaragoza se rehizo de los sustos rojillos y volvió a la carga, sobre todo con disparos desde fuera del área contraria y casi siempre desviados pero la última de la primera mitad fue para el Numancia.

Tras una falta lateral y un primer despeje de la zaga mañana, Higinio conecto un testarazo que Cristian Álvarez evitó que se convirtiera en el primer gol del partido con otra parada milagrosa y marca de la casa.

Tras el descanso Víctor Fernández dio entrada a James por Álex Blanco y poco después apostó por Javi Ros por Eguaras, buscando claramente una mayor fortaleza física en la línea medular porque el campo debido al intensa lluvia comenzaba a estar pesado.

Los dos equipos fueron valientes mirándose a los ojos y fueron los dos porteros los que evitaron que se abriera el marcador, hasta que la ambición y la fe de Luis Suárez le permitió robar un balón que el agua frenó para con sangre fría enviar a Puado para que el punta catalán firmara el gol de la victoria.

De ahí hasta el final, ya no paso nada debido al estado del césped y al oficio que mostró el equipo que sigue presentando su candidatura a todo.

Los casi 23.000 aficionados que soportaron el diluvio universal despidieron a los futbolistas blanquillos al grito del sí se puede, en clara clave copera.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?