Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

Obradoiro CAB

El Obra que gusta

En una actuación coral en la que sobresalieron Czerapowicz, Daum y Kravic, el Obradoiro logró noquear al final al Valencia

Momento en el que Daum lanza la canasta decisiva para que el Obradoiro gane el partido

Momento en el que Daum lanza la canasta decisiva para que el Obradoiro gane el partido / Xaime Cortizo/ACB Photo

El Monbus Obradoiro volvió por donde solía hacerlo no hace tantas jornada y le valió para ganar a un equipazo como es el Valencia Basket. Acierto en el tiro, sin estar excelsos, actitud en defensa y en el rebote para igualar las fuerzas en la batalla de un partido disputado de poder a poder ante un euroliga como el Valencia Basket que, al final, claudicó ante el empuje y la fé del equipo preparado por Moncho Fernández. Entre el éxtasis de un Fontes do Sar con mucho público (5.329 espectadores), sumó la octava victoria y cambia la inercia de juego y resultados de las últimas jornadas con un triunfo de prestigio acompañado de toneladas de confianza para las afrontar el próximo partido ante Manresa antes del parón que motivará la Copa del Rey y la ventana de selecciones. 

El buen juego colectivo de los obradoiristas, con cinco jugadores en dobles dígitos de anotación, les permitió romper su racha de tres derrotas consecutivas e imponerse a un conjunto taronja en el que brillaron sin premio Fernando San Emeterio y la pareja interior formada por Louis Labeyrie y Bojan Dubljevic. También al final, los detallitos, como el tiro libre fallado por Van Rossom al final del partido, fueron favorables esta vez al equipo santiagués.

Tres triples consecutivos dieron al Monbus Obradoiro las primeras ventajas del partido y le otorgaron la iniciativa de un encuentro al que Valencia Basket llegó de la mano de Guillem Vives, excelente en defensa y activo en ataque con seis puntos en el primer cuarto, concluido con marcador ligeramente favorable a los locales de 21 a 15.

Al inicio del segundo parcial, Dejan Kravic encadenó varias acciones ofensivas de mérito para elevar la renta obradoirista a diez puntos (30-20), aunque los visitantes, liderados por San Emeterio, fueron capaces de reaccionar con un buen juego coral y sumar un parcial favorable de 2-13 para remontar el partido a cuatro minutos del descanso (32-33).

Con el encuentro igualado, el Monbus Obradoiro volvió a apelar al lanzamiento exterior, en el que registró un gran acierto, para ponerse por delante al término de la primera mitad (44-42).

Ambos equipos mantuvieron un nivel muy parejo tras la reanudación, ya que, mientras Fletcher Magee y Vladimir Brodziansky castigaban a la defensa valenciana con lanzamientos de media y larga distancia, la pareja Labeyrie-Dubljevic hacía daño en la zona obradoirista y perpetuaba la alternancia de rentas escasas, con un 58 a 57 cerca del final del período.

En este momento, de nuevo Vives y San Emeterio tomaron las riendas del ataque visitante ante el desconcierto repentino de la defensa gallega y consiguieron tensar el encuentro con varias canastas coronadas por un triple abierto de Labeyrie al filo de la conclusión del tercer cuarto (61-68).

Una sucesión de pérdidas de los hombres de Jaume Ponsarnau le brindó al Obradoiro la oportunidad de volver a meterse de lleno en la pelea por la victoria que no desaprovechó en el inicio del último cuarto, en el que, a falta de siete minutos para el final, un triple de Chris Czerapowicz los dejaba a tan solo dos puntos (68-70).

Llegaron a empatar los jugadores de Moncho Fernández tras un triple de Maxime de Zeeuw (75-75), que hizo rugir las gargantas de un Fontes do Sar confiado en poder tumbar a uno de los grandes de la liga, aunque la calidad de figuras como San Emeterio o Sam Van Rossom permitió a Valencia Basket recuperar la iniciativa con dos minutos por jugarse (79-81).

Un triple de Czerapowicz dio al Monbus Obradoiro una nueva ventaja (82-81) y avivó las prisas de un equipo valenciano que encadenó una pérdida de Van Rossom con un triple marrado, aunque Labeyrie estuvo ágil al captar el rebote ofensivo y ser objeto de falta, que se saldó con un tiro libre anotado e igualdad en el electrónico (82-82).

El posterior ataque gallego acabó en las manos de Mike Daum, marcado por Doornekamp en el poste bajo, al que superó con un tiro en reverso a falta de ocho segundos que hizo que Valencia Basket afrontase la última jugada del encuentro dos puntos abajo (84-82).

La pizarra de Ponsarnau dibujó una jugada para Sam Van Rossom que abortó la falta cometida sobre él por Dejan Kravic, aunque en su cita con la línea de personal el base belga solo fue capaz de convertir uno de los dos tiros libres decisivos (84-83), entregando el partido en bandeja a un Monbus Obradoiro que solo tuvo que capear el temporal por seis segundos más y selló la victoria por 86 a 83.

 

86 – Monbus Obradoiro (21+23+17+25): Kravic (14), Magee (8), de Zeeuw (10), Czerapowicz (15), Pozas (8), -quinteto inicial- Brodziansky (13), Navarro (2), Daum (16), Vasileiadis (0).

83 – Valencia Basket (15+27+26+15): Colom (4), Ndour (6), Labeyrie (13), Vives (11), Doornekamp (0), -quinteto inicial- Marinkovic (3), Abalde (0), Van Rossom (7), Motum (7), Dubljevic (12), San Emeterio (20).

 Árbitros: Aliaga, Serrano, Sánchez Cutillas. Desacertados y, por momentos, perdidos.

 Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 5.329 espectadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?