Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 09 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma en España
Intentos fuga

Un detenido se fuga a golpes y saltos de los Juzgados de Plaza de Castilla

Huyó aprovechando su fuerza física y capacidad atlética para deshacerse de los dos guardias civiles que lo custodiaban

Entrada de los Juzgados de Plaza de Castilla, donde se ha producido la fuga.

Entrada de los Juzgados de Plaza de Castilla, donde se ha producido la fuga. / Marta Fernández (Europa Press)

David D.D.S.C, un joven brasileño de 32 años, permanece fugado tras protagonizar un espectacular escape el pasado sábado. Detenido por transportar cinco kilos de cocaína que intentó meter en el país a través del aeropuerto de Barajas, el joven huyó aprovechando su gran fortaleza física cuando agentes de la Guardia Civil llegaron con él a los juzgados de Plaza de Castilla.

A primera hora de la mañana, los agentes del aeropuerto le interceptaron con la droga y unas horas después, en torno a las 11.30, tres guardias civiles le trasladaron en un furgón para que compareciera ante el juez. Fue allí donde vio la oportunidad de huir.

Los agentes le retiraron las esposas en los calabozos del juzgado para realizar los trámites previos a su comparecencia ante el magistrado. Viéndose libre de las ataduras, David D.D.S.C hizo uso de cu cuerpo atlético y, con un empujón tiró al suelo a uno de los guardias civiles, se revolvió para golpear en el estómago al otro e inició la carrera.

Apuró hacia la rampa de los calabozos y subió por ella hasta alcanzar la valla del recinto y, de un salto, lo abandonó. Los doloridos guardias civiles avisaron al Juzgado de Guardia, al fiscal y a los dos policías nacionales que vigilaban la puerta; pero la persecución llegó demasiado tarde. Para cuando el grupo de perseguidores salió a la calle ya no quedaba rastro del fugado, esfumado entre la mañana de la Plaza de Castilla. Los cuerpos de seguridad creen que el fugado podría pertenecer a un escalafón menor de una red de narcotráfico de cocaína con conexiones en España,.

Los agentes de la Policía Nacional lamentan que les avisaran demasiado tarde, ya sin margen de reacción. La Asociación Unificada de la Guardia Civil se queja por el hecho de que la Benemérita tenga que custodiar detenidos y presos en zonas donde la competencia de seguridad ciudadana es de Policía Nacional.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?