Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Brexit

La Cámara de Comercio no ve motivos de alarma para las empresas pero sí limitaciones para las marcas

Riera destaca que el peso del Reino Unido en la economía alicantina es importante y habrá que estar pendientes de los acuerdos preferenciales que se firmen

Un grupo de ingleses con pegatinas contra el brexit, en una calle del casco histórico de Alicante.

Un grupo de ingleses con pegatinas contra el brexit, en una calle del casco histórico de Alicante. / Sonia Martín

La relación económica y comercial de las empresas alicantinas con Reino Unido no peligra, a pesar del brexit que entrará en vigor este viernes 31. La Cámara de Comercio de Alicante no ve "ningún motivo de alarma de momento", constata su presidente, Juan Riera.

En la línea de INECA, señalan que las empresas alicantinas "se han preparado lo suficiente" y por tanto, no ven que la salida de Reino Unido vaya a a afectar a las exportaciones hacia ese país, que calculan en torno a un 15%.

Los principales productos son la fruta, especialmente los cítricos, así como las legumbres y las hortalizas. También en menor parte el calzado y el juguete, en industria y, por supuesto, el turismo. Y ninguno de estos sectores se ve amenazados, apunta Riera, aunque habrá que estar expectantes a los acuerdos preferenciales que se firmen de aquí a dos años.

El Reino Unido es para Alicante, el quinto destino de exportación; el décimo país proveedor, rozando el 3% de la importación provincial, el principal emisor de turistas a la provincia, que aglutina un 43% del turismo extranjero y el principal país de origen del tráfico aéreo internacional.

Además, Alicante es la primera provincia española con el mayor número de residentes del Reino Unido, un 30%, y los británicos son los principales compradores extranjero de vivienda (en 2016 se registraron 4.570 viviendas vendidas, el 25,8% de las compras de extranjeros y el 12,8% de las compras totales).

Incógnitas en la EUIPO

El brexit, según la Cámara, eso sí, supondrá la salida del Reino Unido del sistema de marca y de diseño de la Unión Europea y limitaciones respecto a los registros de la Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea.

Además, le impediría seguir participando en el sistema de patente unitaria europea, al convertirse en un estado tercero. Esta condición de estado tercero también influirá en la protección de datos, por lo que deberá adoptar acuerdos bilaterales.

Sin embargo, en la EUIPO, donde además un 5% de sus funcionarios son de nacionalidad británica, declinan pronunciarse al respecto de estas incertidumbres y se mantienen a la espera de que lo dicte la Comisión Europea, de la que depende la euroagencia.

El Reino Unido, con un 7,3% del total, se halla entre los cinco primeros países en solicitudes de marcas y diseños -junto con Alemania, Estados Unidos, China e Italia- y aunque ese volumen no se viera afectado, sí puede acarrear importantes consecuencias en la tramitación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?