Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Sanidad: "No estamos en fase de desescalada, estamos en fase de confinamiento"
Pornografía

Polémica en la Universidad Complutense tras la cancelación de unas jornadas sobre pornografía

El polémico cartel para promocionarlas ha irritado a algunos colectivos feministas, aunque otras voces feministas consideran un error cancelar la actividad y hablan de "Inquisición" y censura propia del franquismo

Cartel que se utilizaba para la promoción de esas jornadas de Introducción a la Teoría del Porno.

Cartel que se utilizaba para la promoción de esas jornadas de Introducción a la Teoría del Porno. / Twitter

La Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha prohibido unas jornadas sobre pornografía en la Facultad de Geografía e Historia. Según ha podido saber la SER, la Universidad ha suspendido esta actividad tras numerosas quejas de estudiantes y colectivos feministas escandalizados por el cartel utilizado para promocionar estas jornadas. En él se muestra a una mujer desnuda y atada que aparece boca abajo.

La fotografía promocionaba un curso de cinco días sobre la Introducción a la Teoría del Porno, lo que ha indignado a algunos grupos feministas. Irene Otero, de la Asamblea Abolicionista de Madrid, rechaza en declaraciones a la SER que "una actividad formativa en el ámbito de la educación pública promocionara y revistiera de atractivo una industria machista como la pornografía, basada en la dominación masculina y en el sometimiento de las mujeres".

Su agrupación celebra que la UCM haya "recapacitado" porque la actividad, asegura, "blanqueaba la violencia sexual y la cosificación de todas las mujeres". En una carta de protesta enviada al Instituto de la Mujer, al rector de la Complutense, al decano de la facultad y a la delegada de Igualdad de la Universidad, la Asamblea Abolicionista sostiene que el programa de las jornadas mantenía "la misma línea estereotipada y denigrante para las mujeres" que el cartel empleado para anunciarlas.

Esta organización denuncia que la actividad invitaba a alumnos y alumnas a visitar las webs de porno más famosas de internet y muestra su indignación por que el programa contuviera epígrafes como: Daddies/DILFS, MILFS, "menores de 18" y otros habitantes de la Pornotopía, Otra pornografía más allá de la penetración: BDSM, fisting, spanking... o Porno digital: Modelo de rentabilidad o cómo todo lo que deseas está al alcance de un click.

Feministas discrepantes cargan contra "niveles de censura y puritanismo como los del franquismo"

No todas las voces del feminismo comparten la opinión de la Asamblea Abolicionista, que se opone frontalmente a estas jornadas. Una de las más conocidas es la de Clara Serra, exdiputada de Más Madrid en la Asamblea regional y autora de libros feministas como 'Manual Ultravioleta' o 'Leonas y zorras: estrategias políticas feministas'. Serra critica lo que llama posiciones puritanas. En Twitter llega a compararlo con la censura franquista o las posiciones de la Conferencia Episcopal.

"Es una imagen que tiene que poder existir en el ámbito de la Universidad, por supuesto. Creo que es una imagen de una feminista que está especialmente comprometida con mostrar cuerpos no normativos en el terreno de la erótica", ha defendido. Serra argumenta que, en todo caso, una mujer desnuda y vendad no significa necesariamente una forma de violencia y critica esa posición por considerarla "problemática, posiciones puritanas que no nos hacen avanzar".

La también escritora feminista y periodista Nuria Alabao llega a escribir en Twitter: "La verdad es que para inquisición, mejor la original, no necesitamos una morada". Y se pregunta "si a otro grupo de fachas le parece intolerable un cartel con una pareja de lesbianas también se prohíbe un curso y así hasta dónde?".

El programa del curso

La UCM no ha hecho declaraciones hasta el momento sobre el asunto; pero a preguntas de la SER ha señalado que fue el propio estudiante de doctorado que impulsó las jornadas quien decidió suspenderlas una vez la Universidad le trasladó las quejas recibidas. La Complutense añade que se dio "cuenta de que incumplía las leyes".

Más allá del cartel, el programa del curso, publicado en internet y firmado por su autor, contemplaba cinco sesiones. Cada una de ellas estaba dedicada a un tema y todas iban acompañadas de lecturas y películas recomendadas. Desde la introducción, el programa lanza algunas cuestiones que, explica, pretende poner sobre la mesa. Un debate, por ejemplo, acerca de la evolución de la pornografía o del poder de las imágenes para infundir determinadas actitudes. Es decir, de fondo una discusión sobre si la imagen pornográfica puede crear personas perversas, viciosas o irracionales que, por tanto, recoge el texto, sean "malos ciudadanos". Incluso refiere como parte de la reflexión el debate sobre si la pornografía es un límite para el arte.

El documento contemplaba sesiones dedicadas a la historia y conceptos del porno, quiénes son las estrellas de sus películas o la relación entre el deseo y el cine. También señala que quiere dar cabida a debates que condicionan la industria de la pornografía. Entre estos, una sesión dedicada al feminismo en el porno con contenidos como "El olvido de la mujer en la revolución sexual"; "Luchas feministas contra imágenes machistas" o "La pornografía feminista". La carta de la Asamblea Abolicionista considera este apartado "una conveniente mención al debate feminista sobre la pornografía para mostrar una falsa equidistancia".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?