Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 23 de Febrero de 2020

Otras localidades

Valdemoro

Un instituto de Valdemoro entre los cuatro de la región con Bachillerato Internacional

Es un programa formativo que viene de Ginebra. Su formación ofrece más posibilidades de acceder a las universidades prestigiosas del mundo

Profesores y alumnos del IES Matías Bravo de Valdemoro han hablado en SER Madrid sur sobre el Bachillerato Internacional

Profesores y alumnos del IES Matías Bravo de Valdemoro han hablado en SER Madrid sur sobre el Bachillerato Internacional / SER Madrid Sur

Cursar Bachillerato Internacional en un centro privado supone pagar una matrícula de entre 6.000 y 12.000 euros y, como mínimo, unos 800 euros al mes. El que centros públicos de la Comunidad de Madrid oferten esta modalidad “no es una cuestión elitista”, sino es permitir que todo el mundo pueda optar a esta formación, independientemente de su economía familiar, asegura María Dolores Ramos, profesora y coordinadora del programa de voluntariado incluido en este Bachillerato en el IES Matías Bravo de Valdemoro.

El centro decidió presentar un proyecto para implantar esta modalidad educativa que permite una doble titulación de Bachillerato español y el Diploma de Bachillerato Internacional. La idea surgió en el 68 en Ginebra. A partir de ahí se han creado otras sedes internacionales y en la Comunidad son cuatro los institutos que cuentan con él, dos en la capital, otro en Colmenar Viejo y el centro de Valdemoro, según recuerda Anastasio Calvo, coordinador de Bachillerato Internacional.

Cada instituto presenta un programa personalizado, aunque la característica común es que se trata de unos estudios donde se realiza “un trabajo más personalizado, con mayor esfuerzo y profundizando más. Hay trabajos de investigación, más horas de prácticas, aprenden a hablar en público, a argumentar…” dice Ramos. El nivel de exigencia también lo indica el hecho de que haya exámenes internos y otros que son evaluados por profesores ajenos al centro.

Andrea Alonso, Lara Suárez y Sergio Quesada son alumnos del centro que cursan esta modalidad y los tres coinciden en señalar que conlleva más esfuerzo que otros bachilleratos, pero “merece la pena”. Aseguran que les ofrece “más oportunidades y aunque hay que dedicarle mucho tiempo”, indican.

Este Bachillerato cuenta con un programa de voluntariado que según Ramos supone 150 horas de voluntariado y el que los propios alumnos plateen sus proyectos en este ámbito. “Les permite implicarse en actividades que ellos mismos organizan, a la vez que les educa en responsabilidad social”, afirma la profesora.

La idea de implantar esta formación supone no solo un esfuerzo para los alumnos sino para los profesores que en unos años tendrán que replantear el programa de estudios para que el Bachillerato este actualizado y en coherencia con las nuevas corrientes. En la actualidad hay 150 países del mundo que tienen esta modalidad en sus centros, aunque Calvo reconoce que no es fácil porque para que te acepten la propuesta hay que pasar varios requisitos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?