Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

UD Almería

El Almería y Guti hicieron el ridículo ante el colista de la Liga

Los rojiblancos intentaron reaccionar tras el descanso con ganas pero sin acierto

La imagen de la derrota.

La imagen de la derrota. / Juan Sánchez

Un pésimo primer tiempo condenó al Almería ante el colista. De entrada José María Gutiérrez cambio los motores de la sala de máquinas de su equipo con la presencia de César de la Hoz y Aguza en el doble pivote, dos viejos roqueros que no estaban siendo de la partida. Además volvía Darwin Núñez tras cumplir sanción asignando el trabajo de media punta a Villalba.

Una formación de riesgo al apostar por dos jugadores fuera de su posición natural como Petrovic y Costas.El debutante José Luis Oltra optó por hacer un cambio de actores tanto en el centro del campo como en el ataque.

 

El primer tiempo sólo tuvo un color, el verde del conjunto santanderino que con cinco jugadores en el centro del campo tendió una red en la que caían una y otra vez los futbolistas locales que tenían la misión de dirigir las operaciones ofensivas.

 

La poca capacidad de recuperación tras pérdida de los de Gutiérrez hizo que los de Oltra movieran el balón con soltura y dieran más sensación de peligro que los locales.

Como viene ocurriendo a lo largo de la temporada a Nando se le deja tiempo para pensar y sirve un balón a Cejudo a la espalda de los centrales que el pichichi racinguista aprovecha para batir a Fernando.

El Almería quiere pero no puede, atascado, precipitado y sin penetraciones por las bandas Darwin se quedaba sólo contra el mundo y si opciones. En el 34 el VAR salva al Almería de un penalti señalado que no existió.

Este primer periodo se cierra con un único disparo de Appiah desde la frontal sin fuerza y fácil para Luca. En el descanso del partido en el Estadio Mediterráneo el vierne por la noche se quedaron en la caseta Aguza y Appiah y saltaron al campo Kaptoum y Vada. Cambió completamente la decoración del partido. El Racing defendió con nueve hombres muy juntos y taponó con eficacia los intentos de los rojiblancos, dueños del balón, pero demasiado previsibles en sus acciones de ataque. Con Lazo e Iván martos neutralizados casi todo el peso de las acciones ofensivas se canalizaron por la banda derecha.

 

Vada dirigió la orquesta y Villalba trató de imponer su calidad en el costado diestro, pero la falta de lateral ofensivo, pese al buen trabajo realizado por Costas, evitó que el balón llegara en mejores condiciones a los rematadores que en esta oportunidad se mostraron con la pólvora mojada ante la falta de precisión de los servicios y el buen trabajo de la defensa rival.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?