Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Carnaval Cádiz

Juan Rivero: "Al Carnaval de Cádiz le debo todo lo que soy"

Muere el referente de la fiesta de San Fernando con más de 3.500 coplas con su pluma

Juan Rivero, en su última entrevista en la SER, el pasado 11 de enero con componentes y autores de la chirigota "Los que entran por la cara"

Juan Rivero, en su última entrevista en la SER, el pasado 11 de enero con componentes y autores de la chirigota "Los que entran por la cara" / Cadena SER

Rodeado de sus nietos, de su bisnieto, de los niños de la chirigota Los que entran por la cara, la que ya es su última agrupación, emocionado recordando su vibrante pasado en el carnaval. Así recibió a Radio Cádiz Juan Rivero el pasado 11 de enero. Este domingo 9 de febrero ha muerto a los 76 años un referente histórico del carnaval de San Fernando. En verdad, un referente de la historia de la fiesta gaditana, a la que él dedicó toda su vida. "Seguiré hasta que me aguante la pluma en la mano", dijo en aquella entrevista. Así ha sido.

Rivero inició su carrera carnavalesca en 1963 e hizo de su afición su profesión. Le llamaron pesetero por vender sus coplas. Pero él llevó su trabajo con orgullo. "Mis diez hijos siempre han tenido tres platos en la mesa gracias al carnaval. Al carnaval le debo todo lo que soy y cuando digo carnaval digo Cádiz", resumió convencido.

En la Sociedad General de Autores hay 3.500 coplas firmadas por Juan Rivero. Hubo un año que sacó nueve agrupaciones. No se detuvo nunca. Solo recuerda un año de descanso. Estuvo hasta el final apoyando a sus niños de la Isla, de la chirigota Los que entran por la cara. Ahí estaban su bisnieto, sus nietos y todos los pequeños que le admiraban y le respetaban en un año dificilísimo para esta agrupación. Cuando le escuchó en el ensayo general, les dijo: "me habéis dejado muerto en la piedra". Así les dio su bendición para el concurso, al que no pudo ya acudir porque lo hospitalizaron.

Rivero siempre será recordado por introducir los llamados cuplés de pelo, aquellos que rimaban sin cortapisas Logroño, olla o Bizcocho. "Yo fui un adelantado por meter las pichas y los chochos en las coplas. Y ahora se escuchan clases de sexología en las coplas", confesó entre risas. Era consciente de sí mismo. "La gente se tiene que quitar el sombrero". Tenía mucho más para escribir. Pero ya no pudo sostener más la pluma entre sus manos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?