Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

HOY POR HOY DESDE TORREMOLINOS HOY POR HOY DESDE TORREMOLINOS La SER recorre España: 'Hoy por Hoy' con Àngels Barceló desde Torremolinos (Málaga)
Asesinatos

Los acusados del asesinato de su cuñada niegan haber estado en el lugar del crimen

La Fiscalía pide 25 años de cárcel para cada uno

Los tres acusados ante la magistrada que preside el Tribunal del Jurado

Los tres acusados ante la magistrada que preside el Tribunal del Jurado / Cadena SER

Ni Rosa ni Carmen ni Francisco Javier estuvieron en casa de su cuñada Anabel el día que la mataron en su vivienda de La Rinconada. Ni siquiera estuvieron en esta localidad sevillana aquel día de abril de 2016, cuando ocurrieron los hechos. Los tres han negado su participación en el crimen ante el Tribunal del Jurado. La Fiscalía pide para cada uno de ellos 25 años de cárcel por asesinarla. Supuestamente le propinaron una brutal paliza que le causó una fractura craneal y cuando estaba tumbada en el suelo le asestaron más de 60 puñaladas, con tanta fuerza que llegaron a romper la hoja del cuchillo.

Por estos hechos estuvo en prisión dos años otra hermana de las acusadas, hasta que un testigo protegido negó su participación en el crimen e identificó a Carmen. En el juicio declararán este martes cuatro testigos protegidos. Uno asegura que escuchó a la víctima pedir socorro porque la estaban matando. Rosa,

Carmen, Rosa y Francisco Javier solo han contestado a las preguntas de sus abogados. Rosa y Francisco Javier han contado que estaban en su casa la mañana del crimen y Carmen ha dicho que fue "al INEM" con otra hermana "a sellar la tarjeta". Todos han repetido que se llevaban "normal" con su cuñada. Y las dos mujeres han manifestado que la casa de Anabel estaba siempre abierta porque había montado un quiosco ilegal donde vendía "chuches, cerveza y tabaco".

Las dos hermanas se han presentado ante el Tribunal vestidas con la misma ropa, en una clara estrategia de defensa para hacer dudar al jurado sobre la identidad de las personas que salieron aquella mañana de la casa de la víctima. Se han presentado en la Audiencia con pantalón vaquero, manoletinas marrones, pañuelo amarillo en el cuello y chaqueta burdeos. En su declaración se han encargado de enfatizar que "en ningún momento" la familia obligó a Anabel a cumplir el luto por la muerte de su marido, hermano de las acusadas. También han negado que tuvieran desavenencias con ella por la educación de su sobrina de tres años, alejada de las costumbres gitanas.

Las acusadas han sollozado cuando ha recordado cómo se enteraron de la muerte de Anabel y cuando han les han preguntado por los rumores que se extendieron por el pueblo y por las redes sociales. Rumores que señalaban que las "mujeres gitanas son las asesinas".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?