Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

la onda incendiada

Para la libertad

El pasado viernes, la periodista Cristina Seguí presentó en León su libro , Manual para defenderte de una feminazi. Lo hizo en una cafetería del centro porque, al parecer, el hotel inicialmente reservado sufrió un boicot tal que decidió renunciar a la organización del acto.

Es extraño esto, porque hemos sido siempre los leoneses de muy bien recibir a las fuerzas vivas, bien sea la guardia mora o la legión Condor. Hay por ahí algunas fotos preciosas aún con el pueblo todo, brazo en alto y el corazón henchido bajo cientos de camisas azules, saludando a los salvadores de la patria. Quién te ha visto y quién te ve, León de mi vida.

Vaya por delante mi rechazo a cualquier piedra en el camino de la libertad de expresión, la de todo dios y toda diosa, incluida la de esta señorita, periodista pluriempleada y cofundadora de VOX. Y apunten aquí también mi solidaridad con ella.

Pero hasta ahí llega la empatía, ni un milímetro más, porque la pájara en cuestión, bicéfala claro, es una luminaria de la verdad revelada, que nos deja en su sermón perlas como estas:

“El feminismo es un arma totalitaria de chantaje y coacción y una de las mayores amenazas para la mujer del siglo XXI “, Claro que sí. “Las actuales leyes son anticonstitucionales, y hay que terminar con chiringuitos que mueven miles y miles de millones de euros “. Guapi y preciso, como lo oyen, miles y miles de millones.

Pero agárrense, que aún hay más ,” El feminismo es, actualmente, la Kale Borroka del comunismo. Imposible enrolarse en él sin tener graves trastornos psico-sexuales y una absoluta carencia de dignidad personal. “Toma, toma y toma respeto y buen rollo liberal.

Parecen muy modernas, pero estas revelaciones son una epifanía que predica desde hace mucho la iglesia de Cañizares, Rouco y compañía. Ahora han descubierto que se vende mejor la mercancía con pantalón de cuero y máscara de Margaret Astor que con el solideo cardenalicio.

Pero lo peor de esta basura no son las formas, sino el catecismo cavernario que niega la violencia contra las mujeres y, por tanto, la necesidad de buscar soluciones. Es una pena que a su próxima presentación ya no puedan ir las dos mujeres asesinadas este fin de semana. Tenían 49 y 34 años. Ya van 10 este año. Estamos en Febrero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?